19 de September del 2018

José Trujillo: Hay que aprender a reconocer productos de higiene personal de calidad

Foto: Archivo (Referencial)

La pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos abrió un abanico de posibilidades a emprendedores que se han dedicado a la elaboración de productos artesanales para la higiene personal, aunque algunos han innovado en el campo sin la permisología y conocimiento necesario. Muchos otros, por fortuna, sí cuidan todos los detalles concernientes a garantizarles a los consumidores la calidad.

Ante este panorama es importante que a la hora de realizar compras se confirme ciertas características del producto. Para ello el médico toxicólogo, José Trujillo, recomienda buscar en la etiqueta que el artículo se encuentre certificado y permisado por la Dirección Sanitaria del Ministerio de Salud.

Explicó el especialista que en el país existe el Instituto de Higiene, el cual debe realizar el estudio de los productos antes de salir al mercado, ente que a su vez realizaba supervisión en los comercios, labor que en la actualidad no se está cumpliendo.

El toxicólogo especificó que en el caso de los jabones artesanales se reconoce como buenos los que producen saponificación (espuma), no deben tener alto contenido de alcoholes y aldehídos, “así como tampoco es recomendable usar aquellos que fueron creados para otro tipo de limpieza que no sea corporal, como por ejemplo el jabón azul”.

“El jabón azul no limpia, más bien elimina la grasa natural de la piel, el uso de un producto no apto puede llegar a ser contraproducente”.

En el caso del champú, refiere el doctor Trujillo, que el cuero cabelludo puede sufrir daños importantes a consecuencias de los químicos que contienen los productos utilizados. En tal sentido, recomienda tener precaución con las características que presente en sus elementos de elaboración.

En el caso extremo de la imposibilidad presupuestaria para adquirir los productos de higiene personal aptos, considera el médico toxicólogo que el aseo personal es muy importante, pero no es indispensable el uso de un jabón para quitar impurezas y los gérmenes de la piel. Con frotar bien la piel y usar agua limpia, se logra mantener el cuidado necesario.

Comentarios