16 de February del 2019

Lo mejor para un autista es socializar en una institución

Los pacientes de Fundasocenia reciben un tratamiento integral que les permite tener un desarrollo óptimo. Fotos: Sergio Olivo

El autismo es un síndrome de origen orgánico y de aparición temprana, que se caracteriza por desviaciones en velocidad y la secuencia del desarrollo en la relación social, en el lenguaje, presencia de rutinas estereotipias y resistencia al cambio, lo que se manifiesta en trastornos del comportamiento e incapacidad para relacionarse con el ambiente y las personas de forma adecuada.

Pese a ello, los especialistas señalan que quienes padecen este síndrome son niños y adultos llenos de amor, y capaces de aprender a llevar una conducta apropiada e incluso algunos llegan a desarrollar habilidades extraordinarias.

De allí que como fundadora y directora de la Fundación para Personas con el Trastorno del Espectro Autista (Fundasocenia), institución que por un poco más de 30 años se ha dedicado a bridarle atención a personas autistas, Nora Díaz resaltó la importancia de que todo niño diagnosticado como autista sea llevado a una institución donde se le brinde un tratamiento adecuado con terapia y contacto permanente con personas de su misma condición, y así podrá convivir y relacionarse, lo que le permitirá tener un desarrollo óptimo.

Las madres y el personal de la institución trabajan de manera conjunta por el bienestar de los muchachos

Resaltó que esta condición no se cura, sin embrago es tratable y con un tratamiento integral, que incluya la parte social, médico, psicológico y pedagógico, el paciente puede lograr un alto grado de socialización y mejoras de sus conductas.

En el caso de la fundación que dirige, resaltó que durante todos sus años de funcionamiento han tratado a más de 1.500 pacientes de edades que van desde los 6 meses de vida hasta los 40 años, gracias a ello ha podido observar cómo los niños y adultos, luego de llevar un tiempo asistiendo a sus rutinas y terapias, mejoran notablemente las condiciones en las cuales llegan, los que le ha dado motivos de alegría no sólo a los familiares, sino al personal que allí laboraba, que día tras día suma esfuerzos para brindarle la mejor atención a estos seres especiales.

Acotó que poco a poco las personas han entendido la importancia de tratar a los autistas, de allí que cada año en Fundasocenia reciben pacientes de todas partes del país, algunos, como es lógico, no pueden acudir diariamente, pero por lo menos dos veces al mes van a recibir su tratamiento.

Comentarios