25 de September del 2018

Los pequeños aportes contribuyen a proteger el planeta

La conservación de la capa de ozono es fundamental para la vida en la tierra. // Foto: Archivo

De una u otra manera las actividades que el hombre realiza diariamente contribuyen al deterioro de la capa de ozono, cialis esa capa frágil de gas que protege a la Tierra de los rayos solares ultravioleta y que ayuda a preservar la vida en el planeta.

De acuerdo con estudios presentados por la Organización de Naciones Unidas, cialis esta capa se ha ido desgastando a través del tiempo, producto de diferentes sustancias químicas usadas en el mundo, lo que pone en peligro la salud humana por las altas dosis de radiaciones, reduce el crecimiento de las plantas y altera la vida del planeta.

A causa de ello, diversos países firmaron el 16 de septiembre de 1987 el Protocolo de Montreal, tratado que propone reducir las emisiones de todas aquellas sustancias que agotan la capa de ozono.

Valentina Alcalá. // Fotos: Pedro Lara

Valentina Alcalá. // Fotos: Pedro Lara

En conmemoración a este hecho, en el año 1994, la Asamblea General de la ONU instituyó el 16 de septiembre como el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, invitando a los Estados a que dediquen ese día a la promoción de actividades relacionadas con los objetivos del Protocolo.

Afortunadamente, contrario a la mayoría de los acuerdos internacionales para la preservación del ambiente, el Protocolo de Montreal ha sido acatado por las naciones en un 90%, por lo que entre 1988 y 1996 se logró reducir en un 80% la producción de CFCs (compuestos clorofluorocarbonados) lo que ha permitido ver las primeras señales de recuperación en la capa de ozono, sin embargo, aún permanece vulnerable, por lo que se hace necesario seguir tomando medidas para su protección.

Pedro Garboza

Pedro Garboza

Pequeños aportes que salvan al mundo

La protección de la capa de ozono está estrechamente ligada con la conservación del medio ambiente, es por ello que todas aquellas medidas que implementen los ciudadanos, por más pequeñas que sean, contribuyen a la salvación del planeta.

Los maracayeros indicaron que desde sus hogares hacen pequeños aportes para contribuir a mantener un ambiente sano, una de ellas fue Valentina Alcalá, quien señaló que aunque no practica el reciclaje sí evita lanzar basura a la calle para que los espacios se mantengan limpios, principalmente los artículos de plásticos que tardan tanto en degradarse, “tampoco quemo basura, para no contaminar la atmósfera”, indicó.

Luz Dary Gallegos

Luz Dary Gallegos

Por su parte, Pedro Garboza, señaló que como regla general no bota las hojas de los arboles ni la maleza en bolsas plásticas, sino que las deja desintegrase naturalmente para contribuir con el mantenimiento de los suelos. Instó a los ciudadanos a tomar este ejemplo y reducir el uso de refrigerantes de vehículos y gasoil, que son sustancias altamente contaminantes.

La ciudadana Luz Dary Gallegos, indicó que ella no bota las baterías de los teléfonos ni las pilas en la basura, sino que las guarda y cuando tiene una cantidad considerable su esposo las lleva a una empresa donde las destruyen. “Hago esto porque las pilas tardan hasta 100 años para degradarse, además que si se lanzan a la basura contaminan todo lo que está a su alcance por los químicos que contienen”, preciso.

Comentarios