23 de September del 2018

Transportistas acabaron con el pasaje preferencial

Foto: Pedro Lara

A pesar de los esfuerzos que realiza el Gobierno de Aragua para garantizar la movilidad con respeto, de propios y extraños, a través de la venta de lubricantes y la próxima comercialización de neumáticos para el sector del transporte público, el gremio continúa en la palestra pública, primeramente por las pocas unidades que se observan laborando, lo cual se ve reflejado en la gran cantidad de personas caminando para llegar a sus destinos o caso contrario, con la paradas “repletas” de usuarios.

Ahora se suma la negativa de casi el 100% de los transportistas en aceptarles a los adultos mayores y estudiantes, la cancelación del medio pasaje, lo que equivaldría a Bs. 2.500, ya que en todas las rutas que cubren el perímetro de la ciudad les exigen 5.000 bolívares. Mientras que las tarifas de los interurbanos ha quedado prácticamente a “criterio” de cada chofer, de acuerdo al día y la hora que presten servicio y tampoco aceptan el pasaje preferencial.

Mediante un sondeo con estudiantes universitarios, se conoció que en efecto deben pagar el 100% del valor del pasaje, si se resisten simplemente no los dejan subir al colectivo, para ello casi todas las unidades ahora han incorporado colectores que se encargan de realizar las cobranzas antes de abordar la camioneta.

Paralelo a esta situación, los universitarios enfrentan la “titánica” tarea de no contar con el efectivo para los traslados. Daniel Tovar, estudiante de Ingeniería y habitante de Los Samanes en el Sur de Maracay, aseguró que cancela el 100% del costo del pasaje, para ello compra el efectivo a los vendedores de frutas, verduras y hortalizas del centro de Maracay.

“Pagamos el efectivo al 100%, incluso en oportunidades hasta al 120%, lo que representa un duro golpe al bolsillo, porque la irrisoria suma que dan en los bancos alcanza para máximo tres días de movilización, aunque hay instituciones bancarias que pagan por día hasta Bs. 20 mil, que no cubre ni siquiera un día”.

Abrahán Hurtado, viaja diariamente desde Turmero y asegura que no hay tarifa de pasaje establecida; en la mañana los transportistas exigen entre 7 y 10 mil bolívares de pasaje, después de las 6:00 de la tarde, en la misma ruta, cobran Bs. 10 mil o más.

Considera la generación de relevo que las autoridades deben tomar “cartas en el asunto” y regular el servicio de transporte público y velar por su cumplimiento, y quien actúe fuera de los parámetros establecidos debe ser sancionado, para evitar que la anarquía crezca.

Comentarios