21 de August del 2018

Desvalijan escuela en Base Militar

La mañana de este lunes el personal docente que hace vida en la Unidad Educativa Nacional Antonio José de Sucre, institución ubicada dentro de la Base Aérea Mariscal Sucre, que limita con el vertedero de San Vicente y a la cual se obtiene acceso a través de la entrada principal a la base militar, se vio nuevamente visitada por el hampa, en esta ocasión dejando destrozos, así como las instalaciones completamente desvalijadas, afectando a 137 estudiantes de escasos recursos.

Se llevaron el cableado, el aire acondicionado de una de las oficinas y hasta equipos computarizados

Informaron las profesoras Noris Morales, jefa del Departamento de Orientación y Yurbi Silva, jefa del Departamento de Evaluación de la institución educativa, que esta es la cuarta vez que se ven visitados por los delincuentes en un mes, pues cada fin de semana “los antisociales se meten a la unidad educativa, ocasionando desastres, pero en esta oportunidad desvalijaron lo que quedaba”.

 

 

Denunciaron fechoría

Por tal motivo, la directora de la Unidad Educativa, profesora Mirla Farfán, acudió al Cicpc Subdelegación Caña de Azúcar a formular nuevamente la denuncia del constante hurto que se ha venido cometiendo en estas instalaciones, afectando a los estudiantes entre 1er. y 5to. año, “que son de escasos recursos y que habitan en San Vicente y parte de Mariara, estado Carabobo”.

Ocasionaron destrozos

Los hampones violentaron las rejas y quebraron los ventanales para poder ingresar en esos espacios. Asimismo, abrieron boquetes por varias partes para destrozar todo a su paso. “Nos mudaron completamente en cuatro fines de semana”, dijeron las docentes. Durante los hurtos, “se llevaron un congelador cargado con 90 kilos de carne, que correspondía a la comida de los estudiantes como parte del Programa de Alimentación Cnae”.

¿Cómo tuvieron acceso?

También se llevaron equipos de soldadura y todo lo concerniente al mantenimiento de la unidad educativa, el cableado y hasta un aire acondicionado y equipos computarizados. Desconocen por dónde tuvieron acceso los maleantes, pues se trata de una institución ubicada dentro de una base militar.

Comentarios