17 de July del 2018

Hermanos fueron ultimados en el sector Canta Brito del municipio Zamora

Los cadáveres de los hermanos Arteaga fueron trasladados a la Medicatura Forense con sede en Caña de Azúcar. Foto: Sergio Olivo

Dos hermanos fueron asesinados a machetazos, la noche del viernes, en una zona boscosa del sector Canta Brito de los Valles de Tucutunemo, municipio Zamora.

De acuerdo con el parte policial, moradores de la zona notificaron del hecho a las autoridades.

El dúo quedó identificado como Oscar Arteaga (35) y Carlos Eduardo Arteaga (33), quienes habitaban en la calle Miranda, casa sin número del populoso sector Los Bagres.

Según la información preliminar aportada por sus familiares, ambos estaban dedicados a las labores agrícolas.

Por su parte, las autoridades policiales orientan las investigaciones hacia un posible ajuste de cuentas, ya que estos fueron abordados en la mencionada zona boscosa por sujetos aún no identificados, quienes le propinaron certeras heridas, utilizando para ello un afilado machete, con el cual lograron propinarles heridas en diversas partes del cuerpo.

Debido a lo intrincado de la zona donde fueron asesinados, los cuerpos no pudieron ser levantados sino hasta la tarde noche del día sábado.

El caso está siendo investigado por expertos de “ptj” a fin de dar con la identidad y posterior captura de los responsables de este hecho de violencia.

Es importante mencionar, que con este doble homicidio, el municipio Zamora contabiliza entre el día viernes y sábado, seis asesinatos. El primer caso corresponde a un triple homicidio, registrado al amanecer del viernes en el sector Los Chorros. Las víctimas eran vecinos que salieron de sus residencias con la supuesta intención de buscar mangos.

Las víctimas de este caso fueron identificas como José Rafael Gómez Hernández (33), Yorjan Ramón Sánchez Peña (17) y el tercero era conocido como “El Yale”.

Los cadáveres de los hermanos Arteaga fueron trasladados a la Medicatura Forense con sede en Caña de Azúcar. Foto: Sergio Olivo

Posterior a este suceso, las autoridades fueron notificadas sobre la presencia de un cadáver en la calle Páez, del sector Víctor Ángel Hernández, justo detrás del Cementerio Municipal de Villa de Cura.

El mismo respondía al nombre de Jhonaiker Manuel Olivares Sequera (23) y presentaba heridas producidas por el paso de un proyectil de arma de fuego. Con estos acontecimientos la referida localidad sureña contabiliza al cierre de esta edición seis homicidios.

Comentarios