La abuela era la próxima víctima del “Monstruo de Santa Ana”

“El Monstruo de Santa Ana” fue trasladado al Laboratorio Criminalístico del Cicpc para la experticia médico-legal. || Fotos: Eleazar Urbaez

La próxima víctima del “Monstruo de Santa Ana” iba a ser la señora Zaida Blanco de Millán, madre de Liyibeth Millán Blanco y abuela de la joven y los niños a quienes asesinó el pasado sábado 10 de junio dentro de su residencia en el barrio Santa Ana, pues así lo confesó el propio Héctor Eduardo Sumoza Padrón (41) a los funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc Aragua, una vez fue capturado a finales de la tarde del viernes en los pasillos del Centro Comercial Los Laureles de La Encrucijada de Turmero.

Autoridades policiales indicaron que el peligroso criminal reiteró sus pretensiones, develadas en la carta que dejó en la escena del crimen. Este sujeto se paseaba tranquilamente por el lugar cuando los pesquisas, en conjunto con funcionarios de la División de Inteligencia de la Guardia Nacional Bolivariana, lograron dar con su paradero, tras las denuncias de innumerables personas que lo avistaron por el Hotel Rey David de Cagua, donde se hospedaba a la espera de contactar a un amigo.

Redes sociales efectivas

Se pudo conocer, que el sujeto fue reconocido gracias a la divulgación de su fotografía a través de las redes sociales, lo que alertó a las personas. Es importante destacar que “El Monstruo de Santa Ana”, al momento de ser aprehendido llevaba puestos los zapatos de Yhonny David Meneses Millán (13), que su papá le había comprado antes de viajar a Colombia.

En medio de las investigaciones policiales, los funcionarios determinaron que el homicida pretendía viajar al estado Apure, donde tenía a su actual pareja.

Fuentes policiales indicaron que Héctor Sumoza se llevó tres teléfonos celulares para subsistir durante estos días y adquirir el boleto que lo llevaría a la población llanera. Asimismo, precisaron que proviene de Caracas, tiene familia en el estado Vargas y unos hijos que residen en La Victoria.

Héctor Eduardo Sumoza Padrón (41), fue avistado por unas personas que lo reconocieron por la divulgación de su foto a través de las redes sociales

5 vidas por Bs. 20 mil

Insistió en que el quíntuple crimen lo cometió porque no le cancelaron los 20 mil bolívares por el trabajo que realizaba. Al parecer, su familia pasaba por una necesidad y por ello le solicitó nuevamente el trabajo a Liyibeth Millán, quien lo contrató, pese a que su esposo le insistió que esperara.

Historial de un homicida

Juan David Meneses, esposo de Liyibeth Millán, manifestó a los representantes de la prensa que “El Monstruo de Santa Ana” llegó a su casa a través de una contratista hace dos años y poco a poco se fue ganando la confianza de la familia, hasta comenzar a realizar los trabajos en su casa y la residencia de la señora Zaida Blanco, ubicada en Ocumare de la Costa.

“Hace 3 meses echó la placa en la casa y le dije que haríamos una pausa, pero él insistió y Liyibeth lo contrató de nuevo sin decirme nada”, expresó en medio de la impotencia y el dolor que lo embargaba.

Mayerlin Millán Blanco, hermana de Liyibeth y madre de Michael Moisés Rodríguez Millán (2), impactada por lo ocurrido manifestó que el criminal “tenía todo planificado, ya que sabía los movimientos de cada uno de nosotros”.

Es importante destacar, que entre las víctimas estaba el pequeño Michael Moisés Rodríguez Millán (2), quien era sobrino de Liyibeth, a quien cuidaba, pues su mamá, Mayerlin Millán, estaba fuera del país por motivos laborales. “Yo trabajo como aeromoza y mi hermana me cuidaba a mi hijo pequeño, porque en febrero pasado lo operaron”. Cuando se enteró de lo ocurrido, aparte del dolor que se apoderó de ella, recordó que ya desconfiaba de Héctor Eduardo Sumoza.

Y llegó la justicia

La señora Zaida acudió a la sede del Cicpc Aragua una vez se enteró de la captura del criminal y en medio de su pesar por la terrible pérdida de su familia, manifestó que “se hizo justicia, ya ese señor no podrá atentar contra más nadie como amenazó”.

Agradeció al Cicpc y demás organismos de seguridad por el excelente trabajo de investigación ejecutado y dar finalmente con el criminal que le arrebató a su hija y nietos.

Es importante acotar que el cuerpo detectivesco, en medio de las averiguaciones, también colectó la vestimenta que el sujeto utilizó el día del crimen, la cual guardó en una bolsa y arrojó hacia el techo de la vivienda.

Asimismo, en la reinspección ejecutada el pasado martes, colectaron una mandarria, la piqueta, una pala y un cincel que utilizó para cometer el crimen. El autor material de este dantesco hecho será presentado ante los tribunales por la Fiscalía 4ta. del Ministerio Público, despacho a cargo de las investigaciones del caso, donde determinarán la sanción por el crimen cometido.

Comentarios