Masacran a familia en Santa Ana

Funcionarios de la División de Homicidios del Cicpc Aragua acudieron al sitio en busca de elementos de interés criminalístico. || Fotos: Eleazar Urbaez

Tristeza, dolor, impotencia e indignación eran los sentimientos que se observaban entre los habitantes del barrio Santa Ana de Maracay la mañana de este martes, específicamente entre quienes residen por la avenida El Samán, conocida también como avenida 98, luego de que la noche del lunes fueran localizados, sin vida, cinco miembros de una familia, una mujer, sus tres hijos y un sobrino, a quienes asesinaron brutalmente a golpes con una piqueta.

Sorprendida se vio una hermana de Liyibeth Millán Blanco (42), quien fue asesinada en la masacre, cuando la noche del lunes llegó a la residencia signada con el número 15 a visitar a la familia y al ver que no le atendían a su llamado, decidió entrar a la vivienda a la fuerza, hallando a una sobrina muerta en la parte baja de la casa.

Trascendió en el lugar de los hechos que inmediatamente la joven acudió a los cuerpos policiales, denunciando lo sucedido, lo que ameritó que una comisión de la División de Homicidios del Cicpc Aragua se acercara al lugar para retirar los cinco cadáveres y hacer las experticias de rigor.

En conjunto con la Fiscal 4ta. del Ministerio Público del estado Aragua se ejecutó una reinspección del lugar de los hechos

Junto con Liyibeth Millán Blanco también resultaron muertos sus hijos Carla Margarita Meneses Millán (19), Yohnny David Meneses (12), Linda Nicole Meneses Millán (9) y su sobrino Michael Moisés Rodríguez Millán (2), quien estaba bajo su cuidado. Todos presentaban heridas contundentes en distintas partes del cuerpo, algunos de ellos en la cabeza. Los cuerpos estaban en proceso de descomposición.

El principal indiciado es el albañil que le hacía unas remodelaciones a la vivienda, identificado como Héctor Eduardo Sumoza Padrón (41), ahora denominado como “El Monstruo de Santa Ana”, quien presuntamente se valió de una piqueta para caerles a golpes, no sin antes dejar una carta de varias páginas, donde entre otras cosas aseguraba que todo era “por unos 20 mil bolívares que no me pagó…”, según se precisó de manera extraoficial.

Una comisión de la División de Homicidios del Cicpc Aragua, en conjunto con la Fiscal 4ta. del Ministerio Público del estado Aragua, acudieron al lugar de los hechos este martes a fin de realizar una reinspección del sitio donde fueron vilmente asesinadas estas cinco personas.

Consternación también había entre las allegadas a la joven universitaria

Zaida Blanco de Millán, madre de Liyibeth Millán, se presentó en la casa totalmente consternada por lo sucedido. Allí relató a la prensa que su hija estaba sola con los nietos, en vista de que su yerno viajó a Colombia a trabajar. Destacó que el indiciado “logró la confianza de mi hija y era él quien realizaba las remodelaciones, trabajo por el cual le pagaba por adelantado”. Al parecer éste le solicitó un dinero y como no le canceló, “actuó con rabia en contra de ellos”.

Se precisó que “El Monstruo de Santa Ana” se valió de la confianza de la familia. Se la pasaba por el sector con una Biblia debajo del brazo predicando y vendía carne y queso a los vecinos. Nunca nadie sospechaba de él. Versiones policiales indicaron que éste cuenta con un prontuario delictivo por los estados Apure, Vargas, Yaracuy y Aragua.

Liyibeth Millán, aparte de ama de casa, era enfermera y costurera, mientras que Carla Margarita Meneses estaba próxima a graduarse como Ingeniero de Redes y Comunicaciones en la Universidad Tecnológica del Centro (Unitec). Presuntamente Carla habría sido la última en ser asesinada, luego de que su novio la dejara en la casa la noche del pasado sábado. Desde entonces los vecinos no sabían de la familia Meneses Millán.

Comentarios