Miembros de la banda “El Cejota” eran multifacéticos

Los hampones portaban dos granadas fragmentarias, así como tres revólveres y dos pistolas que fueron confiscadas. || Fotos: Eleazar Urbaez

Los peligrosos antisociales abatidos este martes en Ocumare de la Costa, en un enfrentamiento con una comisión del Cicpc, finalmente fueron identificados, por lo que las autoridades lograron determinar que “El Cejota” y sus miembros eran multifacéticos, pues estaban incursos en varios delitos suscitados en la región Centro-Occidental del país, entre ellos un asesinato ocurrido hace 15 días en el estado Táchira.

El Comisario Amílcar Bastidas, supervisor de Subdelegaciones del Cicpc Aragua, informó que estos hampones, quienes permanecían en calidad de huéspedes en una posada de El Playón, son señalados de incurrir en varias fechorías, entre ellas los homicidios, por lo que se presume que huían de la población andina a fin de permanecer ocultos en la costa.

Como Jesús Alfredo Varela Márquez (37), alias “El Cejota”, líder de la banda; Álvaro Jonffer Santamaría Moncada (33), apodado “El Jonffer”, lugarteniente de la organización criminal; Orlando Antonio Martínez Bautista (35), conocido como “El Pataruco” y Abel Darío Castro Oviedo (25), “El Abel”, quedaron identificados los maleantes.

Junto con ellos estaban María Andreína Varela Márquez (30) y Yennifer del Carmen Correa Dávila (30), así como Luis Eduardo Chacón Vera, apodado “El Luisito”, este último identificado gracias al Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares (Afis, por sus siglas en inglés). Se pudo conocer que “El Jonffer”, fue el primero en enfrentarse con los “ptj” en playa Los Cocos, luego se produjo una persecución.

“El Cejota” y “El Abel” huyeron en las dos camionetas Toyota Merú, logrando llegar a la posada, donde se registró otro tiroteo en el que resultaron heridos. Todos presentaban registros, principalmente “El Cejota”, por el asesinato de un comerciante secuestrado en el estado Bolívar en el año 2011. Asimismo, por participar junto a sus compinches en un homicidio suscitado hace 15 días en el Táchira.

También tenía registro por peculado doloso propio, asociación para delinquir y aprovechamiento. Sus secuaces estaban solicitados por violaciones, lesiones y violencia física. Además incurrían en la extorsión, robos a quintas y sicariato. Por los momentos faltan cuatro sujetos más por detener, investigación que lleva a cabo el Cicpc Táchira.

Comentarios