19 de December del 2018

Niño mató a su hermanito accidentalmente en Santa Rita

Foto: Eleazar Urbaez

Estupefactos se mostraron los vecinos del barrio Fuerzas de Aragua de Santa Rita, municipio Francisco Linares Alcántara, este viernes, luego de que se registrara un lamentable hecho en el que un niño de 7 años, identificado como Yeisel Yasiel Cadenas Bravo, perdiera la vida a manos de su hermano de 10 años, quien le propinó un tiro en la cabeza de manera accidental.

El fratricidio se registró en la habitación donde ambos dormían, ubicada en la parte alta de la vivienda signada con el número 26, ubicada entre las calles Negro Primero y Fuerzas de Aragua de la mencionada comunidad, cuando los pequeños estaban solos, presuntamente en compañía de una tía, quien para el momento estaba en la planta baja del referido domicilio.

Ambos se quedaron durmiendo

En el lugar de los acontecimientos se precisó que la madre de los niños estaba ausente en aquel instante, ya que había salido a comprar comida. Los hermanos se quedaron durmiendo. El padre de ambos tampoco se encontraba, pues estaba en Caracas, donde labora actualmente.

Versiones de un lamentable episodio

Algunos allegados a la familia manifestaron a la prensa que el niño de 10 años, luego de que se registrara el incidente, bajó corriendo a donde su tía y le dijo: “¡Perdóname tía, perdóname!”, por lo que ésta de inmediato subió a la habitación, encontrando a Yeisel en la cama herido de bala. Otra versión de los hechos indica que fue la madre quien encontró al pequeño de 7 años muerto en la cama.

Iniciaron las investigaciones

Una comisión del Eje de Homicidios del Cicpc Aragua, Base Mariño, así como de Laboratorio Criminalístico, acudió al sitio a fin de iniciar las investigaciones de rigor, colectando la pistola, entre otras evidencias de interés y realizando las respectivas entrevistas como parte de las averiguaciones del caso.

Extraoficialmente se conoció que el arma de fuego, al parecer, pertenece al padre de los niños, quien es guardia nacional, destacado en Caracas. La pistola, presuntamente estaba guardada dentro de un bolso ubicado en el interior de un clóset, de donde el niño de 10 años la habría sacado inocentemente para manipularla, escapándosele el tiro de manera accidental.

Comentarios