No se dejó robar y lo lanzó del autobús

El cuerpo fue remitido a la morgue de Caña de Azúcar. Foto: Eleazar Urbaez (Archivo)

Producto de las lesiones que sufrió al ser arrojado desde un autobús en movimiento,  falleció el ciudadano Rafael Ricardo Guevara Medina (33), cuyo cadáver permaneció toda una semana en la morgue del Hospital Central de Maracay.

Rafael Ricardo Guevara Medina (33) trató de salvar sus pertenencias y perdió la vida. Foto: Eleazar Urbaez

Ana Beatriz Medina, madre de la víctima, detalló que el hecho donde su hijo perdió la vida ocurrió el pasado sábado 5 de agosto, aproximadamente a las 6:30 de la mañana. Para ese momento este iba a su vivienda ubicada en el sector Andrés Eloy Blanco de Santa cruz, a bordo de una camioneta que partió desde Palo Negro.

Trascendió que en un tramo de la carretera Palo Negro- Santa Cruz, dos sujetos armados comenzaron a robar a los pasajeros, por lo que Rafael Ricardo decidió arrojar su bolso a la calle y así salvar sus pertenencias, al ver esta acción uno de los malhechores lo empujó del autobús aún en movimiento, por lo que recibió un fuerte golpe en la cabeza que lo dejó inconsciente.

“Me dijeron que un taxista  vio como lo lanzaron de la camioneta y le avisó a funcionarios de Protección Civil lo ocurrido, por lo que estos acudieron al sitio auxiliaron a mi hijo y lo llevaron al ambulatorio de Palo Negro”.

Debido a la gravedad de sus lesiones, la víctima fue remitida al nosocomio maracayero, lugar donde falleció cerca de las 11:30 de la mañana de ese mismo día. Sin embargo como su madre, se encontraba en el estado Táchira buscando una medicina, nadie se percató de su ausencia, hasta unos días después de hecho y lo dieron por desaparecido.

Cuando Ana medina llegó a Aragua el pasado sábado comenzó a buscarlo por todos lados, dando finalmente con su cadáver en la morgue de HCM.

 

 

Comentarios