Un muerto y un herido dejó tiroteo en 23 de Enero

Funcionarios del Cicpc acudieron hasta el centro de salud donde trasladaron a la víctima fatal. Fotos: Sergio Olivo

Las autoridades presentes en el lugar manejan como primer móvil del hecho la venganza, aunque no descartan otras hipótesis

Desde una moto un movimiento un par de sujetos armados arremetió a tiros contra otros dos individuos, quienes se encontraban conversando en el pasaje Altamira del sector 23 de Enero, ocasionándole la muerte a uno de ellos y dejando gravemente herido a otro.

El suceso ocurrió pasado el mediodía de este sábado y de acuerdo con la información proporcionada a los periodistas por las fuentes policiales, que se hicieron presente en el lugar de los hechos, el móvil del mismo se orienta hacia una posible venganza; sin embargo, los funcionarios del Cicpc iniciaron de manera inmediata las investigaciones pertinentes para determinar la veracidad de esta hipótesis.

La víctima fatal del hecho quedó identificada como Jonathan José Armas Seidel (25), quien según sus familiares residía en una casa sin número del sector La Milagrosa de San Vicente.

Luego del hecho se produjo un fuerte movimiento policial por la zona

Indicaron los parientes que en medio de la ráfaga de disparos éste recibió varios impactos de bala, la mayoría de ellos en el pecho, y ante la ausencia de una ambulancia sus seres queridos lo trasladaron a pie hasta el ambulatorio de la localidad, donde no le pudieron prestar la debida atención medica por falta de los medicamentos necesarios para ello, de tal manera que murió a los pocos minutos de haber ingresado.

Armas Seidel laboraba como obrero y tenía ocho hijos. Fuentes policiales indicaron que presentaba registro policial por el delito de homicidio.

La otra víctima del hecho responde al nombre de Gabriel Osto (24), quien también recibió múltiples impactos de bala y gracias a las gestiones realizadas por sus familiares fue trasladado en ambulancia hasta el Hospital Central de Maracay (HCM), donde hasta el cierre de esta edición permanecía recluido en un estado de salud crítico.

Es importante resaltar que tras cometer el hecho delictivo, los pistoleros huyeron del lugar sin dejar rastros, aunque fuentes policiales tienen la sospecha de que estos habitan en la población de San Vicente.

Los familiares de Jonathan José Armas Seidel (25) quedaron devastados por lo ocurrido

Comentarios