05 de diciembre del 2021

7 historias de famosos que lo perdieron todo antes de tener éxito que te motivarán

Estos 7 famosos tuvieron que enfrentarse al fracaso y perderlo todo antes de alcanzar la cima; sus inspiradoras historias son una buena lección de por qué no hay que rendirse o hay que valorar nuevas oportunidades en otros campos de trabajo.

El rechazo puede parecer algo devastador, pero antes de que pienses que la suerte no te acompaña, tal vez quieras saber que algunas de las personas más exitosas del mundo fracasaron e incluso llegaron a perderlo todo antes.

No son pocas las personas –que seguramente te sonarán– que experimentaron un fracaso enorme antes de alcanzar la fama y la fortuna. Mientras que muchos se hubieran rendido, otros decidieron perseguir un sueño o dar un giro radical a su vida: una decisión que les llevó a lo más alto.

Si estás en ese momento de duda en tu vida laboral, este puede ser tu momento para aprovechar todas las oportunidades y lanzarte a por tus objetivos. Seguro que estas historias te motivarán a dar el paso.

1. Henry Ford

Henry Ford sufrió varios fracasos automotrices en sus inicios, incluyendo Detroit Automobile, la empresa que inició en 1899. Los vehículos que fabricaba eran considerados por los clientes como de poca calidad y demasiado caros. Pese a las críticas, Ford siguió desarrollando mejores diseños y consiguió un reconocimiento nacional por el ‘Ford 999’, el cual rompió el récord de velocidad en tierra (1,6 km en 40 segundos).

En 1908, se lanzó el Modelo T, un coche bien hecho y de precio razonable que pronto ganó tracción entre los consumidores estadounidenses y las ventas anuales alcanzaron los 250.000 dólares en 1914.

2. Walt Disney

El dibujante, animador y productor de cine se enfrentó a varios problemas financieros a finales de la década de 1920 y principios de los años 30. Su primera compañía fue un estudio de animación y películas en la ciudad de Kansas que tuvo que. echar el cierre en 1922.

Disney llegó a perder los derechos del popular personaje Oswald the Lucky Rabbit y su compañía tenía 4 millones de dólares de deuda a principios de 1930. En 1938, y con el dinero justo para financiar el proyecto, lanzó Blancanieves y los siete enanitos. La película salvó a la empresa de la bancarrota y financió la creación de los nuevos estudios de Disney.

3. Steve Jobs

 En 1976, Stevve Jobs fundó Apple junto a Steve Wozniak, pero tras el fracaso inicial del Macintosh en 1985, Jobs se vio forzado a dejar el cargo de director general.

Salió por la puerta trasera de la misma empresa que fundó, pero usó los siguientes años para desarrollar NeXT, un ordenador para profesores. Debido al alto precio y a los numerosos virus, nunca se materializaron las ventas y los inversores perdieron millones debido a este fracaso.

Apple anunció que compraría NeXT en 1996, lo que significaba la vuelta de su fundador como CEO interino. Los siguientes años estuvieron llenos de éxitos para la compañía que ya es historia.

4. Oprah Winfrey

La mundialmente famoso presentadora y empresaria tiene su propio canal de televisión contó con su propio talk show durante 25 años, el cual fue el más exitoso de Estados Unidos. Pero antes de llegar al Olimpo de la televisión, Winfrey fue despedida de su empleo como reportera en Baltimore de por ser inadecuada para la televisión al involucrarse emocionalmente demasiado en sus historias.

Los años han dado la razón a la presentadora que actualmente cuenta con un patrimonio estimado en 2.600 millones de dólares, según Forbes.

5. Bill Gates

Bill Gates y Paul Allen iniciaron Traf-O-Data mientras estudiaban. Se trataba de un negocio que automáticamente leía los datos de contadores de tráfico y permitía generar con ellos informes útiles para los ingenieros de tráfico.

Lo que parecía una idea brillante pronto se volvió obsoleta cuando el estado de Washington ofreció tabular los datos gratuitamente. Eso no paró a estos emprendedores que en 1975 decidieron lanzarse a por su siguiente idea: crear una empresa de software llamada Microsoft.

6. Isaac Hayes

El compositor, cantante, actor y productor estadounidense Isaac Hayes tuvo que declararse en bancarrota en 1976, alegando que debía 6 millones de dólares en impuestos.

En 1977, le dijo a la revista Ebony que la mala gestión financiera de su sello discográfico, unida a un gasto fastuoso y a poner «demasiada confianza en la gente», fue lo que le llevó a la quiebra.

Sin embargo, Hayes, que murió en 2008 a los 65 años, hizo más música, tuvo dos restaurantes y escribió un libro de cocina de gran éxito de ventas.

7. Cyndi Lauper

Aunque en la actualidad Cyndi Lauper tiene una fortuna millonaria, la cantante se declaró en bancarrota en 1981. Antes de éxitos como Girls Just Wanna Have Fun y Time After Time, Lauper escribía y cantaba para el grupo BlueAngel, cuyo álbum fue lanzado en 1980 sin éxito, lo que llevó a la cantante a tener que pedir ser declarada en bancarrota.

Para sobrevivir, cantó en un restaurant japonés vestida como geisha y trabajó como comercial hasta que grabó su disco She’s So Unusual en 1983. Tras esto, la cantante se convirtió en un ícono.

Con información de Business Insider

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login