16 de septiembre del 2021

Así se deben limpiar las brochas de maquillaje

Una vez a la semana y, como mucho, cada 15 días. Esta es la periodicidad aproximada con la que deberías limpiar a fondo tus brochas de maquillaje. Nos referimos a aplicar jabón, frotarlas con mucho cuidado para eliminar todos los restos y dejarlas secar por completo antes de volver a utilizarlas. Porque mantener la higiene de los pinceles y brochas con las que te maquillas no solo es la mejor forma de alargar su tiempo de uso y garantizar su eficiencia, también de mantener la piel libre de toda la suciedad y esas impurezas que irremediablemente tienden a acumularse en estos instrumentos.

Sobre el papel parece mucho más trabajo del que en realidad es, ya que en la práctica al final es una cuestión de disponer de las herramientas adecuadas. Con ellas, la limpieza de las brochas de maquillaje resultará mucho más sencilla, rápida y efectiva.

¿Qué accesorios necesitas?

Aunque la palma de la mano es uno de los recursos más utilizados para higienizar este tipo de herramientas, no es ni mucho menos la única opción posible. Las bandejitas con textura en la base, para favorecer la eliminación de los restos acumulados en la brocha son un muy buen sustituto si preferimos evitar utilizar directamente la mano. Esta de la marca Real Techniques cuenta, además, con un mecanismo que facilita su sujeción a la palma de la mano.

Otra alternativa son los limpiadores de pinceles eléctricos, disponibles en plataformas como Amazon. Están compuestos por un botecito con una tapa en el que se introduce la brocha y un adaptador para el mango con un botón que realiza la acción de centrifugado. Para utilizarlo basta con mezclar jabón y agua, introducir el pincel en su interior durante unos segundos (presionando el botón), sacarlo del agua (pero manteniéndolo dentro del botecito) y activar el giro para secarlo. La principal ventaja de esta fórmula frente a las bandejas de limpieza es que el proceso de secado es instantáneo.

No te olvides del jabón

Una parte importante del proceso es incluir un jabón, preferiblemente específico, en la ecuación. Puedes elegir entre varios formatos: líquido, sólido, gel… En Real Techniques han creado un mix de jabón limpiador y bandeja de limpieza. Se trata de un botecito con jabón con una textura tipo bálsamo y una alfombrita para frotarlo. Todo en uno.

También existen jabones en formato sólido y creados específicamente para higienizar brochas y pinceles, como este de la marca Luvia Cosmetics que además tiene aroma a lavanda.

EFE

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login