30 de julio del 2021

Aumentaron enfermedades oculares por la pandemia

La mayoría de las personas arrancaron el año 2021 ya acostumbradas a la nueva normalidad acogida por la pandemia del virus covid-19, la cual obligó a buscar nuevas maneras de interacción, comunicación y trabajo, para ello el uso de las tecnologías ha jugado un papel fundamental, pues gracias a las computadoras, celulares, tabletas, entre otros, se ha mantenido gran parte de las actividades desde la seguridad del hogar.

Si antes de la pandemia muchos de los ciudadanos eran dependientes de sus celulares y computadoras, esto se ha duplicado en este periodo donde una persona puede pasar más de cinco horas delante de la pantalla, no obstante, son pocas las que se han cuestionado los efectos secundarios que puede acarrear tal situación, entre ellos destacan las enfermedades oculares, puesto que los ojos se han expuesto a una alta exposición a los aparatos tecnológicos.

Una de las consecuencias que acarreó este periodo fue que afectó masivamente la salud ocular, ya que ha habido un aumento de pacientes que presentan patologías como el ojo seco o miopía. El grupo oftalmológico de España Miranda publicó un informe que detalla las consecuencias de la pandemia en la salud ocular.

El estudio precisó que gracias al aumento de la exposición de las pantallas por el teletrabajo que viene realizando gran parte de la población, un 55 % de los especialistas oftalmológicos que participaron expusieron que sus pacientes regulares presentaron cuadros críticos, motivado a la inconsistencia de controles regulares que mantenían antes de la cuarentena.

49% de los pacientes que participaron en el estudio comentaron que no asisten a los controles por miedo a contagiarse de la enfermedad y un 29% destacó que los controles sanitarios no les permiten acudir a los especialistas. Para los médicos estos son los dos factores fundamentales del empeoramiento de los casos.

En el informe se demostró que ha habido un aumento sostenido de enfermedades que afectan la visión como ojo seco, degeneración macular asociada a la edad y miopía en niños y jóvenes. Para los especialistas, la sobreexposición a las pantallas aumentó entre los más jóvenes la aparición de los problemas oculares que habitualmente se asocian a personas con edad avanzada.

Los especialistas alertan en el estudio que entre mayor es el tiempo de exposición a los aparatos tecnológicos, se aumenta el riesgo de padecer enfermedades como en un 98% la fatiga ocular, seguido de astenopia acomodativa o de convergencia en un 93% y miopía en un 75%.

La presbicia que solía manifestarse a los 45 años se está adelantando, la miopía también y la fatiga visual se produce al disminuir la frecuencia de parpadeo frente a las pantallas. Si, como media, debemos parpadear en torno a 15 veces por minuto delante del dispositivo, este movimiento se reduce a entre 7 y 10 veces por minuto.

Para los especialistas los grupos con mayor riesgo de presentar enfermedades son los niños de 3 a 12 años y los adolescentes entre 13 y 18 años.

Los investigadores estiman que en el año 2020 más del 30% de los niños y adolescentes presentaron miopía como consecuencia del excesivo uso de las nuevas tecnologías por la pandemia del coronavirus.

Teletrabajo
Para el especialista del laboratorio Cinfa en España Julio Maset, el teletrabajo es uno de los principales causantes de los daños en la salud ocular. “El trabajo desde casa ha hecho que se pasen más horas delante de las pantallas y, en ocasiones, sin contar con el equipo ergonómico adecuado. El esfuerzo al que se ven sometidos nuestros ojos es evidente”.

Destacó que para cuidar la visión es importante que quienes realicen el teletrabajo cuenten con un mobiliario que les garantice tener una buena postura cuando estén frente al computador. Esto ayuda a prevenir problemas como pesadez de ojos y párpados, visión borrosa, enrojecimiento ocular, entre otros. Asimismo, evita dolores musculares y migrañas.

Cuidados para la visión. Los especialistas aconsejan que si le toca trabajar con tapabocas frente a la computadora, debe utilizar un modelo que se ajuste al rostro y quede bien adherido, si utiliza lentes no descartan el uso de adhesivo hipoalergénico para ajustarla, con el objeto de que no se empañen al respirar.

En el entorno donde se esté trabajando se debe contar con una buena iluminación, haciendo énfasis en que la luz se concentre en la zona de lectura, es importante destacar que el resto del espacio no debe quedar a oscuras, si cuenta con luz natural se puede complementar con lámparas.

Para trabajar con un monitor en buenas condiciones, este debe tener un tamaño suficiente y la imagen debe ser nítida y no emitir destellos, vibrar o parpadear. La pantalla se debe alejar mínimo unos cuarenta centímetros. Para leer se deben ubicar los antebrazos sobre el área de trabajo y mirar la pantalla, para que los ojos formen un ángulo de 90 grados.

Especialistas enfatizan en que se deben realizar descansos periódicos, aconsejan parar durante 10 segundos cada 30 minutos y cerrar los ojos unos segundos. Igualmente se debe parpadear con frecuencia, porque es un mecanismo natural de secreción lagrimal y de limpieza de la superficie ocular, además de que previene la patología del ojo seco.

Aconsejan hidratar los ojos, para ello sugieren recurrir a lágrimas artificiales, esto ayuda a prevenir diferentes enfermedades.
Sugieren variar las actividades donde se utilicen los aparatos electrónicos con aquellas que no lo requieran, para así evitar el abuso del uso de los dispositivos. En el caso de los ambientes de trabajo o de estudio se deben evitar que sean demasiado calurosos o secos.

Para los especialistas la prevención más importante es acudir a las consultas periódicamente, evitar los retrasos y mantener un control riguroso si presenta enfermedades oculares crónicas.

Recomendaciones para el uso de celulares
Disminuir la intensidad del color azul. Esto se puede realizar en la configuración del equipo, algunos que por geolocalización se activan automáticamente a partir de las 6 de la tarde para disminuir la intensidad. Cambian la tonalidad para disminuir los efectos negativos en la salud.
Usar lentes formulados. Visite un especialista para que le formulen unos lentes con filtros especiales como los antirreflejos.
No dárselos a niños menores de dos años. Los oftalmólogos recomiendan que los niños menores de dos años no tengan acceso a los dispositivos y pantallas; para niños mayores solo aconsejan dos horas al día.
No usar para dormir. Procure alejarse de las pantallas por lo menos dos horas antes de irse a dormir.
Tome vitaminas. Puede tomar suplementos vitamínicos con antioxidantes para ayudar a proteger la retina.
Pausas activas. Cierre los ojos por unos segundos o simplemente aléjese de la pantalla del dispositivo.

Últimas Noticias

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login