23 de enero del 2022

Cayó cabecilla de la banda “The Killers”, uno de los venezolanos más buscados en Perú

Pasado 18 meses del último de sus atentados, el presunto sicario venezolano Luis José Crespo Nieves finalmente fue capturado por la División de Homicidios. La saga de crímenes que le imputan empezó el año pasado y se convirtió en uno de los hombres más buscados por la policía en Perú.

La historia de uno de sus asesinatos por encargo comienza así. Dubert Ángelo Loayza García (30) vivió hasta finales de enero del 2020 en la casa de sus padres, en Comas, pero como era amenazado de muerte por parte de Ronal Antonio Peredo Cueto (a) ‘Teti’, quien lo acusaba de asesinar a su madre Genovena Viviana Cueto Cama, se retiró del inmueble.

El 13 de mayo del año pasado, David Jairo Gamarra Luna (23) salió con su mototaxi trasladando a su abuela Laura y a su tía Diana a un supermercado. Luego retornó con ellas una hora más tarde.

Poco después volvió a salir y en el trayecto recogió a Dubert, quien subió al asiento de pasajero. Cuando se desplazaban por la calle Jorge Chávez fueron atacados a tiros por José Giovani Castillo Rodríguez, Alexis Junior Contretas Oliveros y Luis José Crespo Nieves, sicario de nacionalidad venezolana. Los asesinos escaparon en una motocar que conducía Alexander Llampier Cuadros Vega, conocido como ‘Bobito’.

Todos ellos se movían en un submundo oscuro y pesado del hampa, realizando ejecuciones mafiosas. Antes de ultimar a sus víctimas les advertían: “Con la mafia no se metan”.

Matan a otros tres amigos

Anoche agentes de la División de Homicidios atraparon a Luis Crespo Nieves (a) ‘Veneco o Chamo’ quien habría estado detrás de este y otros resonantes crímenes ocurridos en Comas. La policía estuvo cerca de atraparlo en noches anteriores, pero lograba escapar.

Se lo sindicó como uno de los cabecillas de la banda The Killers que, con un entramado complejo, acumulaba poder en el campo delictivo en el cono norte de la ciudad.

El día que asesinaron a los dos amigos en Comas, los peritos hallaron en la escena del crimen 33 casquillos de bala.

Estas evidencias fueron enroladas en el sistema IBIS donde fueron comparados con otros casos criminales y se determinó que este mismo tipo de proyectiles fueron empleados para asesinar a los peruanos Juan José Mendoza Mansilla y Bryan Manuel Carrillo y del venezolano Jairo Luis Ramos López. Ellos fueron acribillados en una vivienda de Carmen Alto, Comas.

Con información de La Patilla

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login