23 de enero del 2022

¿Cenarías con la muñeca robot de tu pareja?

Dos cortometrajes de la cuarta edición ROS Film Festival, plantean situaciones inquietantes y posibles cuando la pareja es una máquina

Dos cortometrajes presentados a la cuarta edición de ROS Film Festival, uno de nacionalidad francesa y otro de nacionalidad china, abordan la vida erótica de seres humanos con muñecas hiper realistas, fabricadas con texturas cálidas al tacto y, aunque podría ser discutible, extraordinariamente sensuales. El cortometraje Sintetic Love coloca a la protagonista en una compleja tesitura: ¿aceptarías en tu mesa a la robot sexual del hombre al que amas? ¿cuenta como infidelidad tener sexo con un robot?  ¿podemos llamar amor al amor con robots?

El miércoles día 17 de noviembre, en el marco del ROS Film Festival, se proyectarán ambos cortometrajes en el Bar cultural Viva la Pepa de Alicante. Tras la proyección, la artista y creadora Lidia Na abrirá un debate bajo el título Robots: amor, sexo y ¿esclavitud? abierto al público.

Los dos cortometrajes que se proyectarán:

Sintetic love: ¿Cenarías con la muñeca robótica de tu pareja?

imagen del cortometraje Sintetic Love

imagen del cortometraje Sintetic Lov

Sintetic love es un cortometraje de la canadiense Sarah Heitz de Chabaneix, licenciada por la Escuela Nacional de Teatro de Canadá. Heitz comenzó su carrera cinematográfica como ayudante de dirección, antes de lanzarse a escribir guiones y dirigir películas. Desde entonces ha escrito y dirigido varios cortometrajes premiados. Entre ellos: «Spooning» (2020), «Under Mom’s Skirt» (2017), «The Whispers» (2015) y «I’m A Blank Page» (2012). El último es Sintetic Love.

Los protagonistas del cortometraje pasan los 50 años. Ambos trabajan en una gasolinera. Ella fantasea con él. Hasta ahí, la trama no tienen mucho que elogiar. El detalle inusual es que un día, de forma azarosa, ella descubre que él mantienen desde hace 6 años una relación de pareja con una Real Doll, una muñeca hiper realista.

El cortometraje consigue que nos identifiquemos con ambos personajes, y no solo muestra el uso sexual de la muñeca, también las formas de ternura que puede despertar una amante de confortable silicona. Hoy, ¿es inaceptable convivir con una muñeca robótica? ¿Podría considerarse que es su esclava sexual? Es, ¿una opción de amor?

El corto podrá verse el miércoles 17 de noviembre en Viva la Pepa (Alicante), y el mismo día, online, en la web de ROS Film Festival.

Frankenstein chino: la necesidad de dominar al otro

Fotograma del cortometraje Frankenstein chino

Fotograma del cortometraje Frankenstein chino

El Frankenstein chino, el doctor Frank, no puede soportar la soledad después de que su ex novia Shan le dejó. Así que inventa un robot a imagen y semejanza de Shan, llamado «T01».  T01 está dotada de inteligencia artificial, y tiene sus propios pensamientos, al igual que un ser humano. Sin embargo, con su libre albedrío, T01 comienza a desobedecer a su amo y la desobediencia está por lo general muy mal vista en un robot.

Frankenstein chino es un cortometraje de TSE Tin Chak Jevon, estudiante de cine en la Academia de las Artes Escénicas de Hong Kong, y asistente de dirección en la productora  Yi Yi Creative Ltd.

Para TSE Tin Chak Jevon:  “Chinese Frankenstein es una historia sobre el deseo de control. El filósofo Nietzsche, en su libro “Jenseits von Gut und Böse”, mencionó que “Mientras mirabas el abismo, el abismo también te miraba a ti». Espero que mi película pueda alertar a la gente sobre eso. No te conviertas en el monstruo del abismo».

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login