19 de enero del 2022

Cierre del teleférico afectó afluencia de visitantes en Mérida

No existen cifras oficiales que demuestren la caótica situación en la que se encuentra el turismo nacional, pues los registros no se publican. Sin embargo, estadísticas de la Corporación Merideña de Turismo (Cormetur) revelan que antes de la pandemia hubo un 60% de reserva hotelera y que para julio de 2021 ese porcentaje bajó a un 10%, lo que ha afectado a un grueso número de operadores turísticos y a la economía de la entidad andina, pues el turismo es su principal fuente de ingresos. Las calles vacías son la mejor prueba de esta tragedia.

En temporadas altas como Navidad 2020 y Carnaval 2021, el 65,6% de las empresas turísticas tuvieron una operatividad por debajo del 5%, lo que se traduce en grandes pérdidas para el sector.

La Cámara de Turismo de Mérida ha reconocido que el 30% de las empresas de turismo han cerrado sus puertas definitivamente y un menor porcentaje de manera temporal.

Estas cifras demuestran cómo la pandemia y la crítica situación económica del país, aunado a la escasez de gasolina y la paralización de las aerolíneas, ha impactado letalmente al turismo en Mérida.

El teleférico detenido

El Sistema Teleférico de Mérida, ahora llamado Mukumbarí, es uno de los principales atractivos de la entidad, pero ya tiene más de un año fuera de servicio, sin que se conozca sobre la situación actual del mismo.

Para el presidente de la Corporación Merideña de Turismo, Luis Millán, con la pandemia la actividad económica que se genera a través del turismo se ha visto prácticamente paralizada, lo que ha generado grandes pérdidas a los empresarios, a los operadores y a los emprendedores relacionados con el sector.

De acuerdo con Millán, no es solo la pandemia, sino también se suma la escasez del combustible, el deterioro de los servicios públicos, pero sobre todo en este momento está afectando al sector que el teleférico no está funcionando. “La paralización que tiene más de un año sin que se le haya dado ningún tipo de explicación ni a los merideños ni a los operadores turísticos ni a nadie relacionado con esta actividad económica tan importante para la ciudad”.

Para el representante de Cormetur, la situación es muy compleja, y no solamente por la pandemia del Covid-19. “La pandemia de la gasolina, la pandemia de los servicios públicos, la pandemia de la mala gerencia que existe desde los organismos centrales para fortalecer a Mérida como destino turístico”, denunció Millán.

Los más afectados

“Para nadie es un secreto que el cierre del Teleférico ha afectado toda la actividad económica del estado Mérida”, advirtió Yelitza Hernández, gerente comercial de Viajes y Turismos “Tapuey”, establecimiento ubicado en las adyacencias el Sistema Teleférico, en el sector Las Heroínas.

Destacó que el cierre del teleférico repercute en la zona donde tiene su negocio y también en todo el estado, por lo que urge sean reactivados los ascensos, ya que en este momento el teleférico funciona hasta la estación base Barinitas, pero los ascensos hacia otras estaciones no se están realizando, y ese es uno de los paseos que más pide el visitante.

Han tratado de superar las adversidades con los pocos turistas que llegan y con el turismo que hacen los propios merideños. “Los paseos que hacen los merideños son cortos. Además, la afluencia turística tampoco es como antes, donde nos beneficiábamos todos los posaderos, hoteleros, el señor de los pastelitos, de los gorros y guantes, el artesano. Es necesario reactivar el turismo para que mejore la economía”.

Sin fuentes de ingreso

Si los operadores turísticos están afectados, los pequeños comerciantes ubicados en la Plaza Las Heroínas están en peores circunstancias, ya que sus fuentes de ingreso se han reducido a prácticamente nada.

Pedro José Uzcátegui, artesano ubicado en la Plaza Las Heroínas, indicó que el cierre del teleférico les afecta directamente, ya que es la principal atracción del turismo en la ciudad, el cual lleva cerrado casi dos años.

“Para nosotros es muy importante su reapertura para que vengan turistas, que son la principal fuente de ingreso. Actualmente son muy pocas las ventas, los turistas son muy pocos, aunque abra la estación base del teleférico, los visitantes llegan y cuando ven que no hay ascensos, se van decepcionados”, explicó el artesano.

Por su parte, el dueño de un restaurante y posada que no quiso identificarse, indicó que la pandemia viene a ser un efecto secundario de lo que ya estaba sucediendo. “En Mérida, desde el cierre del aeropuerto hace 13 años, la actividad turística ha tenido un bajón de aproximadamente un 70%”.

Según el operador turístico, a Mérida llegaban 10 autobuses diarios de 50 personas cada uno, lo que suma unos 500 visitantes que ingresaban a la ciudad, pero en la actualidad ni siquiera los autobuses llegan al terminal.

Asimismo, recalcó que sin combustible ni el teleférico abierto, los están anulando como opción turística. “El principal motor de la ciudad son los turistas. Aquí en Las Heroínas está el Teleférico de Mérida que era la primera atracción turística. La gente cuando venía para Mérida era una parada obligada visitarlo. No tenemos ni el 5% de ocupación en la ciudad, ni hotelera ni en restaurantes de posadas o de carreteras en los páramos”, aseguró en base a su experiencia de más de 20 años en el turismo.

Suben los servicios

Se suma a esta tragedia el aumento en los costos de los servicios públicos que ha sido tremendo, al menos de 300%, unos incrementos que son incoherentes y no se ajustan al consumo, porque no hay ocupación. “Maduro dice que apoyen a los sectores turísticos y entonces nos suben los precios de los servicios fundamentales como el agua y que no se corresponden con el consumo”, dijo el operador turístico.

Johan LunSatelberger, proveniente de Maracay, es uno de los pocos turistas que se pudo entrevistar. Considera que si ya no hay un verdadero cumplimiento de las medidas de control como el establecimiento de las semanas radicales o flexibles, entonces no entiende por qué sitios turísticos como el teleférico de Mérida siguen cerrados.

“Podría ser que las circunstancias no están dadas para que el teleférico esté abierto por la pandemia, pero tomando en cuenta que aquí no existe realmente ninguna semana radical o flexible, pues debería reabrirse el teleférico y el resto de los atractivos turísticos, porque está perdiendo el turismo merideño y el venezolano”. Dijo irse decepcionado por no poder disfrutar del paseo en teleférico con su familia.

Pese a esta situación, no hay una respuesta de la Venezolana de Teleféricos (VENTEL), ente adscrito al Ministerio de Turismo, sobre las razones por las cuales el teleférico de Mérida permanece cerrado.

Tanto órganos públicos pertenecientes a la gobernación como los propios ciudadanos, no han recibido una respuesta sobre esta decisión que perjudica al motor que mueve a la economía merideña. Tampoco se sabe nada sobre los recursos que son destinados para el funcionamiento y mantenimiento.

Volvieron los vuelos

A pesar del panorama que mantiene a las calles de Mérida sin turistas, ya que incluso la actividad universitaria se ha detenido casi en su totalidad, quienes trabajan activamente en el sector turístico han recobrado la esperanza con la reactivación de vuelos desde el terminal aéreo Juan Pablo Pérez Alfonso, ubicado en El Vigía.

José Ángel Torres, operador de turismo de Mérida, confirmó que efectivamente son 32 vuelos que se han reactivado desde El Vigía y que permiten la conectividad con el resto del país. “Desde hace dos meses se abrieron las operaciones, lo que esperamos reactive un poco el turismo tanto de venezolanos como extranjeros”, señaló.

No existen cifras oficiales que demuestren que la reactivación de vuelos ha mejorado el número de turistas. Torres señaló que la visita de los turistas en esta temporada ha sido lenta, pero ha ido repuntando un poco.

Alejandra Luna, presidente de la Cámara de Turismo de Mérida, también guarda esperanzas con la reactivación de los vuelos como mecanismo para mejorar el ingreso de turistas a la región. “La reactivación del turismo es un gran reto al que debemos enfrentarnos en la actualidad, pero estamos entendiendo que la fortaleza existe”.

Para la operadora turística, gracias a la apertura de los aeropuertos, Mérida ha entrado en un ciclo de competencia nacional, para la que están preparados y dispuestos a presentar una oferta para el mercado venezolano y extranjero.

Con información de La Patilla

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login