24 de julio del 2021

Cómo curar los hongos de las uñas de los pies con vinagre

Los hongos en los pies son una infección fúngica que comienza debajo de las uñas de los pies. Puede causar decoloración, engrosamiento o desmoronamiento en una o más uñas. Este es un problema que causa frustración, por lo que es normal que quieras deshacerte de los hongos cuanto antes. Un remedio del que probablemente hayas escuchado es sumergir los pies en vinagre para eliminar la infección. El vinagre es ácido, por lo que mata las bacterias y los hongos.[1] Sin embargo, este remedio tiene una tasa de éxito muy limitada dado que el vinagre no logra penetrar debajo de la uña. Puedes probarlo si lo deseas, pero una visita a un podólogo para que te den un tratamiento más avanzado si no observas resultados en dos semanas.

Sumergir los pies en vinagre

Si quieres tratar los hongos en las uñas con vinagre, lo mejor que puedes hacer es sumergir los pies en una mezcla de agua y vinagre. Diluir el vinagre es importante para evitar que te irrite la piel. Sumerge los pies una vez al día para ver si te ayuda a eliminar la infección. Si no observas resultados positivos, ¡no te preocupes! Puedes recurrir a otros tratamientos más convencionales.

Recórtate las uñas antes de sumergir los pies. Si la uña cubre el hongo, los tratamientos tópicos no proporcionarán muy buenos resultados. Toma un cortaúñas y recórtate las uñas tanto como puedas. Esto permite que el vinagre llegue al hongo y lo mate.[2]

  • No te recortes las uñas más allá de donde termina la sección blanca, dado que podrías cortarte.
  • Si tienes dificultades para cortarte la uña, ablándala primero con crema de urea. Este es un tratamiento cosmético común para las irritaciones de la piel, y se encuentra disponible en la mayoría de las farmacias.
  • Desinfecta el cortaúñas tan pronto como termines para no propagar la infección. Sumérgelo en alcohol isopropílico por 30 minutos para matar todos los hongos.
  • Imagen titulada Cure Toenail Fungus with Vinegar Step 2
  • Mezcla una taza (250 ml) de agua tibia con vinagre blanco en un recipiente. Usa un recipiente o balde donde tus pies quepan bien. Vierte el vinagre y el agua tibia, y revuelve.[3]
    • También puedes usar vinagre de manzana, en vez de blanco. Ambos contienen cantidades similares de ácido acético.

Imagen titulada Cure Toenail Fungus with Vinegar Step 3

3. Sumerge los pies por 10 o 20 minutos. Coloca los pies en el recipiente y asegúrate de que el agua cubra el dedo infectado. Luego, déjalo en remojo por 10 o 20 minutos para que el vinagre pueda penetrar en el hongo.[4]
  • Si tienes algún corte en el pie, el vinagre podría arder un poco, pero no es peligroso.

Imagen titulada Cure Toenail Fungus with Vinegar Step 4

4. Sécate bien los pies cuando termines. Los hongos crecen en condiciones húmedas, así que siempre debes secarte los pies tan pronto como termines de sumergirlos. Luego, toma una toalla limpia y sécate los pies dando golpecitos antes de ponerte los calcetines y el calzado.[5]
  • No vuelvas a usar la misma toalla antes de lavarla para evitar la propagación del hongo.

Imagen titulada Cure Toenail Fungus with Vinegar Step 5

5. Repite el remojo dos veces al día hasta que los síntomas desaparezcan. Deshacerse de los hongos en las uñas es difícil, por lo que puede tomar un tiempo. Sumerge los pies en vinagre y agua dos veces por día, todos los días. Si observas alguna mejora después de unas semanas, puedes continuar. De lo contrario, visita a un podólogo para que te dé otro tipo de tratamiento.[6]
  • Si la uña crece, recórtala para que el vinagre pueda penetrar en el hongo.
  • Es posible que tengas que realizar el tratamiento varios meses para que funcione. Si no puedes seguir remojando los pies dos veces al día o el hongo no parece mejorar, visita a un podólogo.
  • Agencias /800 Noticias
Comentarios

You must be logged in to post a comment Login