25 de septiembre del 2021

¿Cómo usar las semillas de chía para bajar de peso?

La diminuta semilla de chía es usada en múltiples dietas. Sus propiedades están avaladas por la ciencia: según un informe realizado por el “British Journal of Nutrition”, la chía sí ayuda a bajar de peso. Sin embargo, su consumo debe ser controlado y no debe pasar nunca de una cucharada al día.

Las semillas de chía tienen una excelente capacidad para acelerar el metabolismo. De este modo, logran quemar grasas situadas en zonas que son difíciles de moldear como la cintura y el abdomen.

Sin embargo, este no es este su único beneficio. Debido a que son ricas en omega 3, la chía es una aliada para prevenir y combatir la celulitis, prevenir el envejecimiento prematuro y ayudar con la disminución de la inflamación.

Según el estudio, la chía también ayuda a moderar el apetito, por lo que consumirla regularmente podría ayudar a que las personas se sientan saciadas. Esto se debe a que tiene presencia de fibra, sustancia que reduce el hambre.

Las semillas de chía son también un alimento consumido entre deportistas porque aporta nutrientes y el doble de proteínas que algunas verduras. Contienen potasio, fibra, hierro, calcio y antioxidantes. Sin embargo, entre otras propiedades se destacan:

– Son la mayor fuente vegetal de ácidos grasos omega 3.

– Son ricas en antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas y minerales.

– No contienen gluten y son bajas en sodio.

– No tienen sabor ni olor.

– Aportan energía.

– Reducen el colesterol y regulan la tensión arterial

– Favorecen la digestión.

– Protegen al corazón.

– Mejoran el desarrollo muscular y la regeneración de tejidos.

– Regulan los niveles de azúcar en sangre.

El consumo de chía hace sentir a las personas saciadas, por lo que son buenas para reducir la ingesta de comida y la ansiedad por la misma. Sin embargo, son las propiedades que benefician al metabolismo las que hacen que la chía sea una buena opción para acompañar una dieta cuyo objetivo sea bajar los kilos de más.

Esta semilla puede ser mezclada en ensaladas o con frutas, y puede ser ingerida en agua. Solo se deben tomar 25 gramos al día. La forma más fácil de consumirla es bajo la última opción, pues al acompañar la dieta de agua se activan otros beneficios en el cuerpo.

Para que esta forma de consumir la chía dé resultados se deben ingerir dos litros de agua al día (todos los días) con la mezcla de las semillas de chía, durante un mes.

No obstante, cabe mencionar que es primordial visitar a un nutricionista o a un médico para recibir acompañamiento profesional, pues muchas veces son otros factores los que impiden la reducción de peso.

Cabe resaltar que hay múltiples factores por los que una dieta no está dando resultados, entre ellos y uno de los más comunes, el estrés. Estar en permanente tensión física o emocional debido a cualquier situación o pensamiento hará que se genere una sensación de frustración o nerviosismo y, por lo tanto, se vea afectado el proceso de pérdida de peso.

Este efecto se da debido a que el estrés eleva la cantidad de cortisol en la sangre, lo que genera que incremente la ansiedad y por ende la necesidad de ingerir comidas que por lo general son poco saludables, rompiendo así con la dieta baja en calorías.

Fuente: Semana

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login