30 de julio del 2021

Consumo de ultraprocesados está ligado a problemas respiratorios en niños

La ingesta de alimentos ultraprocesados, repletos de azúcar  y grasas, en la infancia se han relacionado con un riesgo más elevado de desarrollar enfermedades respiratorias sibilantes en niños, como asma o bronquitis. Así lo ha advertido un estudio que forma parte del proyecto Sendo (Seguimiento del Niño para un Desarrollo Óptimo).

Con esta investigación se ha podido confirmar la relación existente entre el consumo de productos ultraprocesados en la infancia y el riesgo de acabar desarrollando enfermedades respiratorias a corta edad. Los resultados, publicados en la revista Anales de Pediatría, se obtuvieron gracias al análisis de la alimentación de 513 niños de 5,2 años de media, en los que se tuvieron en cuenta hasta 149 alimentos.

En función del consumo diario y el porcentaje de kilocalorías procedentes de los ultraprocesados se encontró que el consumo medio de este tipo de alimentos fue de 446,76 g/día, que suponía una ingesta calórica total del 39,9%. Esto significa que el 88,3% de los participantes obtuvo más del 30% de la ingesta energética total diaria en productos ultraprocesados y el 16,2% fue de más del 50%. Datos de lo más preocupantes.

El consumo de ultraprocesados en España se ha triplicado

Cuando se tuvieron en cuenta las enfermedades respiratorias de los niños, el 20% tuvieron un diagnóstico de sibilancias, incluidos un 7,8% de casos de asma y 12,5% de bronquilitis. “Los niños con un mayor consumo de alimentos ultraprocesados eran significativamente mayores, referían un mayor consumo energético total y estaban más expuestos al humo de tabaco”, explican los autores.

En general, se encontró que el consumo de ultraprocesados multiplicaba por 2,12 el riesgo de bronquitis o sibilancias de repetición, por 1,81 la probabilidad de enfermedades respiratorias sibilantes en la infancia  y por 1,4 el riesgo de desarrollar asma, unos datos preocupantes.

Y es que el consumo de ultraprocesados en España se ha triplicado, pasando del 11% en el año 1990 al 31,7% en el 2010, según datos de la clasificación NOVA, desarrollada por el Centro de Estudios Epidemiológicos en Salud y Nutrición de la Universidad de São Paulo (Brasil). La principal procedencia de estos alimentos son los dulces, pastas, cereales, lácteos y comidas y salsas preparadas.

Con información de  WebConsultas

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login

Responder