16 de octubre del 2021

Cosas que nunca le debes hacer a tu gato

Independientes, misteriosos, graciosos y con bastante personalidad son las cualidades más comúne con las que se suele caracterizar a los gatos. Sin embargo, por mucho que conozcamos a nuestro felino, es importante considerar algunas acciones que se deben evitar para contribuir con su cuidado y mantenerlos lo más felices posible.

No dejes a un gato casero afuera sin supervisión

Si tienes un gato casero, asegúrate de supervisarlo cuando lo lleves al aire libre. Los gatos que no están acostumbrados a estar al aire libre pueden reaccionar de diversas maneras, como la curiosidad, el miedo o incluso la confusión. Tu gato puede meterse en el tráfico, sin darse cuenta del peligro que corre.

Nunca expongas a tu gato a humo de cigarrillos

Si eres fumador y también eres dueño de un gato, evita exponerlo al humo de segunda mano. Este no solo es peligroso para los humanos, también es malo para los animales. Además, el humo de segunda mano se ha relacionado con el desarrollo del cáncer.

Nunca lances a tu gato

No arrojes a tu gato. Mientras que algunos pueden pensar que es gracioso, o tal vez solo les gusta ser malo con los gatos, tirar un gato puede provocar lesiones graves. Por lo tanto, siempre trata a tus animales con cuidado y respeto. Si bien es posible que tu gato no se lastime físicamente, podrías dañarlo mentalmente.

Nunca lo castigues

Observe el comportamiento de su gato para determinar si tiene malestar

Ten mucho cuidado con la forma en la que castigas a tu mascota. Absténte de gritarle a tu gato. En cambio, intenta usar refuerzo positivo, dándoles premios por buen comportamiento. Al mismo tiempo, si tu gato comienza a portarse mal, ignóralo o redirige tu atención.

Nunca lo dejes a oscuras por largo tiempo

A nadie le gusta vivir en una cueva… incluso a nuestras mascotas. Asegúrate de proporcionar mucha luz para tu gato dentro del hogar, incluida la luz solar y la luz artificial. Esto es especialmente importante si tienes que irte por un tiempo prolongado. Dejar tu hogar en completa oscuridad en este momento puede hacer que se sientan abandonados.

Siempre dale amor y atención

Asegúrate de darle a tu gato o gatos mucho amor y afecto. Si tienes varios gatos, entonces la necesidad de atención no es tan grande. Deberías intentar pasar al menos un poco de tiempo cada día para que tu gato reciba la atención que necesita, especialmente si es tu único gato.

Nunca dejes de llevarlo al veterinario

Asegúrate de llevar a tu gato al veterinario para chequeos regulares. Hacer esto puede potencialmente detectar un problema, como una reducción en la visión, antes de que pueda convertirse en un problema importante. Por lo menos, lleva a tu gato a un examen anual.

No lo alejes de la exposición al mundo exterior

Incluso a los gatos caseros les gusta mirar las aves afuera. Para asegurarte de que tu gato se exponga lo suficiente al mundo exterior, abre las cortinas de las ventanas para que pueda mirar hacia el exterior. También debes dejar la ventana ligeramente abierta para que pueda tomar aire fresco. Pon una malla protectora, incluso si tienes rejas, eso resguardará su seguridad.

Nunca varios gatos deben compartir la misma caja de arena

Los gatos son animales extremadamente privados. Por lo tanto, si tienes varios gatos en el mismo hogar, asegúrate de que cada gato tenga su propia caja de arena separada. Esto permite que el gato vaya al baño en la seguridad de su propio espacio privado.

Limpie a diario su caja de arena

Al igual que los humanos, los gatos prefieren un área limpia para usar el baño. Es un hecho que una caja de arena sucia puede provocar que tu gato use el baño en otras áreas de tu hogar. Para evitar esto, limpia su caja de arena al menos una vez al día y cambia la arena una vez a la semana.

Nunca acorrales a tu gato en una esquina

No acorrales a tu gato en una esquina. Siempre asegúrate de proporcionar una ruta de escape. De lo contrario, pueden volverse agresivos e incluso atacar. Esto también puede hacer que tu gato se ponga nervioso o estresado, lo que posiblemente cause cambios en su comportamiento.

Jamás le quites las garras, solo recórtalas si es necesario

Lo creas o no, cuando tienes a tu gato sin garras, en realidad estás quitando las partes superiores de los dedos de los pies. Esto realmente puede poner a tu gato en desventaja si tiene que defenderse. Usa otros métodos para evitar arañazos, como cintas y aerosoles diseñados especialmente.

Para tu comodidad y la de ellos, asegúrate de recortar las uñas de tu gato de vez en cuando. Esto no sólo te ahorra dolor cuando tu gato comienza a amasar sus garras en el brazo o la pierna, sino que también ayuda a evitar las uñas rotas. Puedes aprender a cortarle las uñas con un cortador especial. Usa torres de arañadores para que puedan limar sus garras y tampoco arañen sus muebles.

No empujes al gato para que baje del mesón, respétalo y trátalo con amor

Independientemente de lo curioso que sea tu gato, evita empujarlo fuera del mostrador. En cambio, dirige tu atención o apártalo de la situación que le causa curiosidad. Esto no le hará a tu gato ningún daño y te agradecería si los tratara con el cuidado y el respeto que merece.

Siempre limpia su recipiente de agua

Si bien puedes pensar que simplemente botar el agua vieja del recipiente y reemplazarla con agua fresca es suficiente, pero es probable que no lo sea. Cuando reemplaces el agua de tu gato, asegúrate de fregar el recipiente y enjuagarlo primero. Esto elimina del tazón cualquier moho u otras sustancias que no son saludables.

Nunca le des demasiada comida

Sobrealimentar a su gato puede ocasionar problemas de peso en el futuro, como diabetes, enfermedades de las articulaciones y problemas cardíacos. Para evitar causarle problemas de peso a tu gato en el futuro, evita sobrealimentarlo y asegúrate de que tengan una dieta llena de los nutrientes que necesita. Cre sus hábitos, mientras está cachorro, puede comer hasta 4 veces al día, pero ya después del año, ve distanciando sus comidas y dosifícalas hasta llegar a dos veces al día. Puedes variara entre la dieta seca y alimento húmedo, para que sus riñones no se afecten.

No deje de esterilizar a su gato

A menos que te guste cuidar a muchos gatitos, esteriliza a tu gato antes de que cumpla los cinco meses de edad. Realizar estas cirugías en su gato también puede reducir la cantidad de rocío de orina que suelen dejar los gatos para marcar su territorio.

No ignores las bolas de pelo

Puedes pensar que las bolas de pelo y los gatos son algo común, pero las bolas de pelo frecuentes pueden ser un signo de problemas gastrointestinales. Afortunadamente, puedes comprar medicamentos que te ayuden a reducir la frecuencia de las bolas de pelo que escupe o bota tu gato.

Jamás tire de su cola

Tirar de la cola de tu gato demasiado fuerte puede causar daños a los nervios y su columna vertebral. Esto es especialmente evidente en gatos mayores que tienden a perder masa muscular a medida que envejecen, lo que hace más probable la lesión. Tirar de la cola de un gato también puede causar problemas con la vejiga y los riñones.

Cuidado con la medicación

Evita medicar a tu gato como la primera solución a un problema. Algunos veterinarios no dudarán en recomendar medicamentos contra la ansiedad o antidepresivos como una solución a un cambio en el comportamiento de tu gato. A veces todo lo que él necesita es un poco más de amor y afecto de tu parte.

Ponga atención a los dientes del gato

Al igual que en los humanos, los gatos pueden desarrollar problemas dentales si sus dientes no se atienden adecuadamente. Esto incluye el cepillado regular. Debe cepillar los dientes de su gato al menos una vez al día, o al menos unas pocas veces a la semana, para mantener sus dientes y encías saludables.

Nunca lo molestes con un puntero láser

Si bien puede parecer divertido para ti, molestar a tu gato con un puntero láser en realidad puede hacer que se frustren. Si se hace demasiado, tu gato podría ponerse ansioso y volverse más destructivo en tu hogar. Para combatir esto, incluye un objeto físico con un premio dentro como parte del proceso para darle a tu gato un sentido de logro.

Nunca lo asustes intencionalmente

Asustar a tu gato puede agregar estrés innecesario a su vida, lo que puede conducir a problemas de comportamiento. Esto es especialmente cierto cuando colocas un objeto extraño detrás de él mientras su atención se desvía. A diferencia de un ser humano, los gatos no saben que se trata de una broma e incluso pueden lastimarse en un intento de escapar.

Nunca sostengas a tu gato mientras conduces

Nunca sostengas a tu gato mientras conduces. El gato podría ponerse ingobernable, creando una distracción y causando un accidente. Lo mismo ocurre con permitir que él deambule libremente alrededor de tu automóvil mientras está en movimiento. Siempre mantenlo bien abrochado en el porta gatos mientras viajas con él.

No lo vistas

Si bien puedes pensar que es lindo vestir a tus gatos, esta es una práctica que debes suspender inmediatamente. No solo crea interacciones incómodas con otras mascotas, sino que también puede causarles daño. Los trajes que son demasiado restrictivos en realidad pueden impedir la circulación sanguínea adecuada en tu gato.

No ignores el lenguaje corporal de tu gato

Tu gato se comunica contigo a través de su lenguaje corporal; esto incluye avisarte cuando están felices o tristes, e incluso si tienen ganas de que los recojan o no. Siempre presta atención a cómo actúa tu gato y responde de manera adecuada.

No juegues de forma brusca con tu gatito

Cuando juegues con tu gato, trata de no ser demasiado duro con él. Los gatos disfrutan de una buena pelea, pero golpearlo podría causarle daño. El juego brusco no solo puede causar lesiones, sino que también puede hacer que tu gato lo evite en el futuro. No tires de los juguetes, pues le puedes dañar sus dienticos.

Nunca saltes sus tratamientos médicos, desparasítalo cada seis meses

Siempre médica a tu gato para tratar el parásito del corazón, y las pulgas, incluso si no sale a la calle. Las pulgas son fáciles de llevar a casa, especialmente si tienes amigos con mascotas y pueden tener gusanos del corazón. Además, los mosquitos pueden entrar a tu hogar y ellos también portan gusanos que atacan el corazón.

Nunca dejes tu ventana abierta

Ten cuidado al dejar las ventanas abiertas si tienes un gato, especialmente mientras estás en el trabajo. Si debes abrir las ventanas, revisa las pantallas para asegurarte de que estén firmes. De lo contrario, tu gato podría sufrir una caída involuntaria. Cuando salgas al trabajo, limita las aberturas a solo una pulgada o más para evitar esto. Puedes poner mallas de seguridad para evitar caídas o que se escape (cuando uno es dueño de gatos, debes “gatificar” tu hogar, para su seguridad y mejor convivencia.

No seas demasiado ruidoso alrededor de tu gato

Al tratar con tu gato, evita hacer sonidos fuertes a su alrededor. Los gatos en general pueden estar nerviosos, particularmente en razas específicas. Hacer frecuentes sonidos fuertes a su alrededor puede hacer que te eviten en el futuro.

Aprende a conocer a tu gato hay sabrás si hay algo anormal

Al igual que algunas personas, un gato es bueno para enmascarar cualquier problema que puedan tener. Presta atención a sus niveles de energía, hábitos alimenticios y su lenguaje corporal. Si notaste un cambio repentino, considera llevarlos a un chequeo en el veterinario solo para asegurarte de que tu gato esté bien.

Siempre cepilla a tu gato, aún si es de pelo corto

Cepillar es una gran manera de ayudar a tu gato a reducir las bolas de pelo y mantener su pelaje en buen estado. Los expertos recomiendan cepillar a los gatos de pelo largo al menos una o dos veces al día y a un gato de pelo corto al menos una o tres veces por semana. Esto evita las bolas de pelo, pues le ayudas a tumbar el pelo que le cae y evita que se lo coma.

Con información de ÚN

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login