25 de enero del 2022

Desentierran en Inglaterra los restos del primer cohete supersónico

Un objeto histórico de la Segunda Guerra Mundial ha sido desenterrado recientemente en el sudeste Londres. Se trata del primer cohete supersónico de la historia, el primer misil V2 con el que los nazis bombardearon Inglaterra durante la contienda.

Los hermanos arqueólogos Colin y Sean Welch culminan así su sexta gran excavación en busca de los V2, según ha reportado la revista Live Science. Los dos hermanos han pasado más de diez años investigando los lugares donde podrían hallarse los restos de cohetes y armas nazis que se usaron en la Segunda Guerra Mundial.

Los restos de este cohete supersónico V2 se encontraron en un barrio londinense cerca de Maidstone, en Platt. Según cuentan los investigadores, podría haber caído allí el 14 de febrero de 1945, alrededor de la medianoche. La mayoría de estos cohetes-bomba se lanzaban por la noche para evitar que fueran detectados por los ingleses. El impacto se produjo lejos de las casas, pero una mujer que se encontraba entonces en el lugar declaró que después sufrió problemas de audición debido al ruido de la explosión.

«Aunque el cohete viajaba hasta tres veces y media a la velocidad del sonido, la detonación no fue supersónica. El cohete se tenía que hundir al menos 1,5 metros en el suelo antes de que pudiese detonar correctamente», Colin Welch, arqueólogo

Además, la prospección llevada a cabo por los llamados Crater Locators, excavadores especializados en estos restos de la guerra, permitió recuperar más de 800 kilogramos de metal, enterrado a más de 4,3 metros de profundidad, que formaban parte del cohete V2. Entre los restos había incluso trozos grandes de lo que pudo ser el motor del proyectil.

Al terminar la Segunda Guerra Mundial, los estadounidenses encontraron algunos cohetes V2 que no habían sido lanzados, que posteriormente se utilizaron en el programa espacial de EE UU. El primer lanzamiento de un V2 en tiempo de paz tuvo lugar el 15 de abril de 1946 en el campo de misiles White Sands en Nuevo México.

Los cohetes de la venganza

Los proyectiles V1 y V2 eran conocidas como “Wunderwaffen”, las armas prodigiosas, con las que los nazis esperaban cambiar el rumbo de la guerra, ya que en aquellos años Alemania estaba perdiendo. Sin embargo, llegaron tarde.

Adolf Hitler ordenó el despliegue de los V1 y V2 contra Londres tras los devastadores bombardeos aliados de ciudades alemanas en 1943 y 1944, y su ministro de Propaganda Joseph Goebbels los apodó “Vergeltungswaffe” o armas de la venganza, según explica del Museo Smithsoniano del Aire y el Espacio en Estados Unidos. El primer V1 impactó contra Londres el 13 de junio de 1944 y el primer V2, el 7 de septiembre de 1944.

Los V1 volaban a la velocidad de un avión de combate y los pilotos de la Royal Air Force aprendieron a desviarlos o a derribarlos. Sin embargo, los cohetes V2 fueron las primeras armas supersónicas y volaban tan alto y tan rápido que los aviones no podían interceptarlos.

Colin Welch comenta que, aunque los V2 eran más sofisticados, los V1 eran mucho más baratos de fabricar y tendían a explotar al nivel del suelo, por lo que eran armas mucho más efectivas. Los ataques con estos misiles mataron a aproximadamente 9.000 personas entre civiles y personal militar en Londres. Las dos Vergeltungswaffen de Alemania se llevaron en conjunto la vida de hasta 30.000 personas, según el Museo Imperial de la Guerra de Londres.

Con información de Quo.es

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login