18 de octubre del 2021

Detienen a una mujer por llevar «pantalones cortos»

¿Tenemos la libertad de vestir como queramos? Hay ocasiones que requieren seguir ciertos códigos de vestimenta, pero en nuestro tiempo libre, la mayoría estaremos de acuerdo: podemos vestir como nos parezca. Eso sí, a pesar de tener la libertad de vestirnos como queramos, siempre hay quien podría mostrarse “ofendido” por tu ropa.

Con esta situación se enfrentó una mujer estadounidense, Bailey Breedlove, que visitaba un parque temático con su hija de 11 años cuando fue parada por dos policías por llevar unos pantalones “demasiado cortos”.

La mujer y su hija estaban visitando el famoso parque temático en Six Flags (Oklahoma, Estados Unidos), cuando la niña decidió jugar rodando por una colina. Esto parece que alertó a los agentes de seguridad del parque, que gritaron a la pequeña, que fue corriendo con su madre.

«No cometí ningún crimen y fui con mi novio, porque soy autista y tengo dificultades para hablar con policías”, explica la joven. Además, cuenta que los agentes continuaron siguiéndola, a pesar de la evidente incomodidad de la madre y, sobre todo, de la niña, que no sabía muy bien qué pasaba.

“La policía me siguió gritando y pidiendo refuerzos”, cuenta, asegurando que en ese punto ya se sintió más que avergonzada, porque estaban acosándola delante de su hija. «Me dijeron que tenía que ir a comprar pantalones cortos nuevos”. Cosa que hizo, para poder disfrutar del día. Eso sí, decidió no dejar pasar el incidente y denunciarlo a través de sus redes sociales, sobre todo para llamar la atención sobre el mal momento que pasó la pequeña.

“Hicieron que llorara desconsoladamente pensando que su madre estaba a punto de ser arrestada”, insiste, “Y todo porque las políticas del parque dejan lugar a todo tipo de dudas, dando pie a que humillen a los visitantes y nos discriminen”.

La publicación se convirtió en viral, con miles de usuarios que insisten en que la situación debería de ser investigada por parte de los responsables del parque, y que la usuaria debería denunciar lo sucedido.

Por el momento, la familia confirmó que denunció a los agentes, aunque también se descubrió que no forman parte del cuerpo de policía local, sino que probablemente formaran parte del equipo de seguridad privada del propio parque.

Sin embargo, esta madre no se rinde, y está intentando que le devuelvan el dinero de las entradas como compensación por lo que tuvieron que pasar.

Con información de El Clarín.

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login