26 de septiembre del 2021

Douglas Rico: «Estamos en conversación para que entreguen armas»

El director del Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas, Douglas Rico, informó que los dos funcionarios que resultaron heridos en la embocada de la banda de alías “El Coqui” en la Cota 905, se encuentran bastante recuperados.

Rico estima que en los próximos días los médicos les den el alta médica a los CICPC.  “Aclaro que no falleció nadie. Los dos funcionarios se han ido recuperando poco a poco. En pocos días serán dados de alta ambos funcionarios que se encuentran aún hospitalizado en una clínica de Caracas”.

Desestimó las críticas que ha recibido el cuerpo detectivesco en las redes sociales, pues considera que quienes lo hacen no tienen conocimiento de “estrategia policial”.

Aclaró que el CICPC y ningún funcionario o director de seguridad ciudadana policía del país, puede realizar acciones sin autorización. “Yo soy un hombre disciplinado, acato normas porque es mi deber. Aquellos que critiquen no me importa, porque el grupo de mujeres y hombres que trabajan en el CICPC; muchos de ellos hombre valientes, saben de estrategias policiales y el momento en que deben actuar. Siempre apegados a la ley, a la disciplina y saber seguir órdenes de nuestros superiores”.

Conversaciones

Aunque indicó que no puede develar estrategias, Douglas Rico, informó que están realizando un estudio de alto nivel para desarticular la banda. «Para ir primero a las conversaciones para que este grupo de personas (banda de El Coqui) depongan  su actitud hostil que han mentido en la ciudad de Caracas. Está en estos momentos un proceso de conversación con esta organización criminal que está allí instalada para que en principio depongan su actitud y entreguen las armas”.

Dijo que seguirán trabajando para mantener la paz en Caracas y el país.

Es de recordar que miembros de la banda que opera en la Cota 905 emboscaron un vehículo blindado del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) y, al menos, dos patrullas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Los vehículos de la GNB quedaron destrozados, con los cauchos pinchados y las puertas dobladas, y un blindado con el parabrisas cuarteado a consecuencia de un disparo con arma de alto calibre. El el hecho ocurrió 15 días después de un evento parecido en la misma zona.

Los enfrentamientos en la Cota 905, una zona vetada para cualquiera que no viva allí, se han hecho frecuentes en los últimos meses, sin que las fuerzas de seguridad del Estado o instituciones del Gobierno logren tomar el control.

Las quejas de los ciudadanos son recurrentes cada vez que hay tiroteo, e instan a Nicolás Maduro a hacer frente al líder de la banda, conocido como «el Coqui», quien campa a sus anchas.

La Cota 905 es uno de los lugares designado como Zona de Paz, un proyecto creado en 2013 por el Movimiento por la Paz y la Vida, una entidad adscrita al Ministerio de Interior, Justicia y Paz, coordinada por el entonces viceministro José Vicente Rangel.

En ese momento aseguraron que el plan Zonas de Paz se creó con el objetivo de llegar a pactos de no agresión entre bandas delictivas y, a cambio de la entrega de las armas, le otorgaban recursos económicos y materiales de construcción, para reinsertar a los delincuentes y sus comunidades. El proyecto sigue vigente pero el objetivo no se ha logrado.

Vía 800 Noticias

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login