27 de julio del 2021

El animal más antiguo pintado en las cavernas forma parte de un relato

Pintado con ocre en los karsts de piedra caliza de una cueva en el sur de Sulawesi, en Indonesia, hace 43.999 años, estamos ante el animal más antiguo del arte rupestre encontrado hasta ahora. Es una especie de jabalí que forma parte de una escena que, según los expertos,  muestra una narrativa, algo así como un cuento o un relato escrito en piedra.   

El dibujo superior está  mejorado digitalmente sobre el original encontrado en una cueva de Sulawesi, Indonesia. (Imagen: © AA Oktaviana)

El cuento de los tres cerditos

El gran cerdo peludo de cola diminuta se enfrenta a otros dos o tres cerdos, que están peor conservados y parecen tener algún tipo de interacción con el cerdo gigante. Además, se superponen cuatro plantillas de manos (de color más oscuro) sobre el cerdo. La disposición de las figuras sugiere  una composición narrativa o una escena en el sentido occidental moderno según los autores del estudio. “Inferimos que este panel de arte rupestre pudo haber tenido la intención de retratar un episodio de interacción social entre al menos tres, y posiblemente cuatro, suidos individuales”.  Explica el investigador co-líder del estudio publicado en Science Advance, Adam Brumm, profesor de arqueología en el Centro Australiano de Investigación para la Evolución Humana de la Universidad de Griffith.

Si Altamira se considera la Capilla Sixtina del arte rupestre, las cuevas de Sulawesi, en Indonesia se llevan la medalla como el primer lugar donde los primeros Homo mostraron creatividad. Allí se han encontrado las pinturas de animales más antiguas de mundo.

Sulawesi tiene una larga historia de ocupación humana. Allí se ha encontrado la evidencia arqueológica más antigua en  Talepu, un sitio del Pleistoceno medio en el sur de la isla. En  Talepu se encontraron herramientas de piedra asociados con fósiles de megafauna extinta de hace de 194 a 118 mil. En aquel remotísimo pasado ya había  llegado a Indonesia  un homínido arcaico aún no identificado.

Todavía no es seguro cuándo los humanos anatómicamente modernos, es decir, los antepasados de los Homo sapiens, colonizaron por primera vez Sulawesi.  Homo sapiens puede haber llegado a la isla hace entre 69 y 59 mil años. Muy poco después, comenzó a pintar sus cuevas.

Los sitios con arte rupestre que se están estudiando están todos situados en áreas kársticas de piedra caliza en la península suroeste de la isla. Principalmente pintaron animales, generalmente de un solo color (rojo o morado) usando pinceladas y / o yemas de los dedos. Pintaban los animales endémicos de Indonesia: suidos (cerdos silvestres) y bóvidos.

Entre ellos, el primer retrato de un animal de la prehistoria es por el momento este enorme jabalí, un cerdo verrugoso, pintado en un panel de arte rupestre en la cueva de piedra caliza de Leang Bulu ‘Sipong. El panel de 4,5 m de ancho en este sitio consiste en una escena que muestra varias figuras parecidas a humanos aparentemente cazando jabalíes y anoas (un búfalo enano endémico de Sulawesi).

Verrugas faciales. El cerdo 1 muestra una característica morfológica no identificada, un par de protuberancias en forma de pezón en la zona inferior del cuello; estos están resaltados por flechas blancas en (C). Créditos de las fotos: AA Oktaviana, ARKENAS / Griffith University.

Después del estudio de isótopos para datar la antigüedad de las pinturas, han encontrado que una imagen de jabalí tiene una edad mínima de 43,9 mil años, y otras dos imágenes  una edad mínima de 41 y 40,9 mil años respectivamente.  La datación de las huellas de manos en varios sitios también arrojó edades mínimas de entre 39,9 y 17,4 mil años.

El gran cerdo y las manos humanas

De los pocos dibujos de cerdo en la cueva de piedra caliza, el mejor conservado es el más antiguo que se ve en la foto anterior. Muestra un cerdo grande, que mide aproximadamente  136 por 54 centímetros, con los contornos de dos manos humanas pintadas sobre su grupa. La figura del cerdo mide 187 cm de largo y 110 cm de alto. Tiene verrugas faciales preorbitarias, una característica típica de la especie  S. celebensis ; y una cresta en la cabeza. Las verrugas faciales son más pronunciados en los machos, cada vez más grandes con la edad. Por lo tanto, los  abalis de Leang Tedongnge y Leang Balangajia  pueden ser representaciones de cerdos verrugosos machos adultos de Sulawesi.

Los cerdos verrugosos de Sulawesi son exclusivos de esa isla: evolucionaron allí de forma aislada hace cientos de miles de años, explica Brumm. La evidencia arqueológica sugiere que los humanos cazaron e incluso domesticaron a estos cerdos. «Por lo tanto, parece claro que los primeros humanos interactuaron de cerca con este cerdo en varios niveles durante un período de tiempo muy largo», explica Brumm. «De hecho, los artistas de la edad de hielo de Sulawesi casi parecen haber estado obsesionados con los cerdos verrugosos, lo que quizás no sea sorprendente dada su importancia económica».

Este dibujo puede considerarse el más antiguo encontrado de un animal. Sin embargo, el dibujo más antiguo conocido (de cualquier tipo) hecho por un ser humano es una figura de hace 73.000 años pintada en una roca de Sudáfrica.

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login