01 de agosto del 2021

El crash del mercado cripto: ¿Es momento de comprar Bitcoin?

Las criptomonedas no atraviesan su mejor momento. Tras unos exitosos primeros cinco meses de subidas históricas, llegó la corrección. Esta caída sostenida ha ahuyentado a muchos entusiastas, pero otros lo ven como una oportunidad y han empezado a comprar Bitcoin.

2021 ha sido una auténtica montaña rusa para el mercado de los criptoactivos. Liderado por Bitcoin, la moneda más importante y antigua, alcanzó su tope histórico en cantidad de transacciones y capitalización de mercado para mayo.

Sin embargo, la volatilidad del mercado le jugó una mala pasada a los menos conocedores. Las criptomonedas que mejor rendimiento habían tenido, cayeron estrepitosamente.

Bitcoin ejemplifica esta montaña rusa a la perfección. Inició el año con un valor estimado de 29.000 dólares. Para el 14 de abril alcanzó una cotización de 63.600 dólares, su máximo histórico. Esta variación se traduce en un incremento del 120% de su precio en apenas cuatro meses.

Tras su pico máximo, le siguió un desplome. Todo lo que había ganado en esos cuatro meses, retrocedió en pocas semanas. Para el 23 de mayo, apenas un mes después, Bitcoin se cotizaba en 33.000 dólares. Pero su caída llegó a su punto más álgido el 22 de junio, al tasarse en 28.990 dólares.

Pese a que ya inició una recuperación en los últimos días, el mercado está a la expectativa de qué pueda suceder. Quienes se unieron a la ola de las criptomonedas en la tendencia alcista, registraron pérdidas importantes y muchos optaron por vender para amortizarlas.

En este contexto, el panorama para las inversiones futuras es incierto para muchos entusiastas. Por eso vale la pena preguntarse ¿Vale la pena comprar BTC en este momento? ¿Está destinada a subir o podría terminar de desplomarse? Muchos expertos tienen opiniones variopintas sobre este cuestionamiento.

¿Es pertinente comprar Bitcoin durante el crash?

En el sector de las criptomonedas, los crashes son un tema de discusión recurrente. Mientras que algunos señalan la evidente volatilidad de estos activos o alertan que finalmente «se romperá la burbuja», otros se frotan las manos ante una inversión con retornos prometedores.

Esta no es la excepción. Sin embargo, la tendencia bajista de esta oportunidad responde a estímulos muy concretos. La volatilidad del año se resume en tres hechos principales:

Uno de los empresarios más adinerados y llamativos del mundo inició una campaña mediática a favor de Bitcoin, Dogecoin y las criptomonedas en general.

Utilizó su cuenta de Twitter para hablar bien de las criptomonedas. Luego, tras tantear el terreno de Bitcoin, decidió aceptar esta moneda como método de pago en su empresa de vehículos eléctricos, Tesla. Además, anunció la compra de 1.500 millones de dólares en BTC.

Estos anuncios repercutieron de forma positiva en el mercado. La aceptación de Bitcoin por una empresa multinacional perteneciente a uno de los más grandes empresarios del mundo desató una tendencia alcista.

El empresario sudafricano hizo escalar al BTC a un máximo histórico de $44.000 tan pronto como hizo el anuncio. Las siguientes semanas mantuvieron esa tendencia.

Sin embargo, tras dos meses, Musk hizo un cambio de señas. Después de adquirir Bitcoin y aceptarlo como método de pago en Tesla, informó que su empresa dejaría de recibir la criptomoneda.

Argumentó su decisión con la contaminación que produce Bitcoin debido a la minería de la criptomoneda, que provoca un altísimo consumo energético a nivel mundial.

Esta medida hizo que en apenas una semana, Bitcoin retrocediera de casi $50.000 a $34.000. El desplome generó críticas hacia el empresario y acusaciones de manipular el mercado.

Transcurrido un mes de la negativa de Tesla de recibir Bitcoin, el mercado se recuperaba levemente. Ya el BTC se estabilizaba en torno a los $40.000 y algunos vaticinaban un nuevo rally alcista.

En este contexto, China anunció una serie de regulaciones para prohibir transacciones con criptomonedas en instituciones financieras.

Mientras tanto, también forzó el cierre masivo de granjas de minería. Les cortó el suministro eléctrico y condicionó al sector a operar a un 10% de su capacidad. Esto ocasionó un desplome del 10% en el precio de la criptomoneda en cuestión de horas.

Ahora Bitcoin afronta un nuevo ciclo de recuperación progresiva, mientras crece la incertidumbre en torno a más decisiones gubernamentales o empresariales que puedan afectar al mercado.

Expertos instan a comprar Bitcoin

En plena crisis del mercado, expertos en finanzas y en criptomonedas adelantan análisis sobre el posible comportamiento de la criptomoneda y avientan consejos de inversión.

Uno de los primeros en pronunciarse fue un «gurú» de las inversiones llamado Robert Kiyosaki. El inversionista, conocido por su libro “Rich Dad, Poor Dad”, alienta a comprar Bitcoin y otras criptomonedas durante la tendencia bajista.

«Bitcoin está cayendo, buenas noticias. Preparándome para comprar más. Recuerden que el problema no son Elon Musk ni Bitcoin. Los problemas son la FED (el Sistema de Reserva Federal de Estados Unidos), el Departamento del Tesoro y Joe Biden», reflexionó en su cuenta de Twitter.

El empresario recomienda aprovechar esta oportunidad para educarse sobre las criptomonedas y conseguir alguna opción alternativa a adquirir Bitcoin, con un activo que pueda mejorar su rendimiento a largo plazo.

Por otra parte, el cofundador de la red de pagos Mercuryo, Alexander Vasiliev, piensa que Bitcoin podría establecerse en los $40.000 y escalar a $70.000 a largo plazo.

«A este ritmo de caída, es probable que bitcoin tenga un soporte de $40.000 si la venta continúa, y sobrevivir a este ataque fundamental puede establecer una nueva carrera que creará un nuevo máximo histórico de $70.000 a mediano y largo plazo», comentó.

Expectativas similares pueden encontrarse en Antoni Trenchev, socio gerente de la empresa de activos digitales, Nexo. Según su opinión, la posición de Bitcoin es cómoda y podría empezar a subir hacia los $75.000.

«Sin importar si se le denomina consolidación o acumulación, bitcoin está entrando en una fase cómoda y se está preparando para el próximo movimiento hacia la próxima cifra clave de $75.000», explicó.

También a no comprar Bitcoin o hacerlo con precaución

Algunos no ofrecen panoramas tan esperanzadores para animar a comprar BTC. Por ejemplo, el jefe para las Américas en The Amber Group, Jeffrey Wang, opina que esta volatilidad prueba que es necesario tener precaución con las inversiones en criptomonedas.

«De ahora en adelante probablemente vas a discernir mejor, encontrar proyectos que estén añadiendo valor, donde el uso de los tokens tenga sentido», destacó en una entrevista para Yahoo Finance.

Sin embargo, considera que las criptomonedas son activos viables y que es un mercado que esconde mucho dinero para ganar. «Hay oportunidades verdaderas, ganancias reales», acotó.

En un tono más pesimista, el estratega de JP Morgan y experto en criptomonedas, Nikolaos Panigirtzoglou, considera que el largo plazo del Bitcoin no es nada claro y que actualmente destaca por una «debilidad evidente».

«El dibujo técnico del bitcoin en esta fase destaca por una debilidad evidente. El intento de rebotar por encima de la media móvil de 200 sesiones, en el área de los 40.670 dólares, ha sido rechazado en varias circunstancias, mientras la volatilidad está aumentando», afirmó.

De hecho, estima que Bitcoin caerá hasta el nivel de los $26.000 antes de siquiera pensar en una tendencia alcista. Por esta razón, cree que solo una recuperación que la sitúe nuevamente en el piso de los $40.000 ofrecería una «configuración constructiva» para el criptoactivo.

Otro especialista en ahorros e inversiones del Scottish Friendly, Kevin Brown, advierte que los inversores deben estar preparados para «perderlo todo» si deciden adquirir BTC sin saber cómo funciona el mercado.

«El nivel de volatilidad significa que los ahorradores que eligen invertir en criptomonedas deben estar preparados para perder todo su dinero», afirmó.

En un contexto de tanta volatilidad, siempre es importante tener la opción de cambiar BTC a dólar y viceversa.

Aunque para las inversiones a largo plazo se recomienda acudir al ‘hold’, es decir, a almacenar la criptomoneda, porque a largo plazo muy probablemente subirá de precio; también es respetable retirarse antes de perder más dinero.

En este sentido, recomendamos Remitano como plataforma para hacer cambios de BTC a dólar, y viceversa, de dólar a BTC. Esto es posible gracias a sus múltiples opciones para comprar, vender e intercambiar activos digitales.

Remitano facilita procesos que serían complejos en otras plataformas, como comprar criptomonedas en Venezuela. Su billetera fiat simplifica las transacciones, ya que es posible depositar bolívares directamente desde una cuenta bancaria.

Sin embargo, la decisión es tuya. ¿Holdear? ¿Quizás comprar Bitcoin a la baja? ¿Vender antes de que siga cayendo? ¿Apuntar al corto, mediano y largo plazo? ¿Acudir a otra criptomoneda? Cualquiera es válida si tienes los conocimientos necesarios para tomar decisiones asertivas.

Con información de El Nacional

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login

Responder