16 de enero del 2022

¿Emprender en tiempos de crisis? ¡Sí se puede!

“¿Cuándo es buen momento para emprender?, ¿qué necesito para hacer crecer mi negocio?, ¿tengo lo que se necesita?”. Conocemos las preguntas frecuentes que todos (o todos los emprendedores), se hacen al inicio de sus proyectos.

Sentarnos a esperar el momento adecuado nos dejará en el mismo sitio estancados por siempre; por eso, siempre que exista una idea que consideremos innovadora, tengamos una gran fuerza de voluntad y sepamos cómo entender nuestro entorno, será un gran momento para emprender.

Ricardo Guevara, emprendedor y, podríamos decirlo, coach motivacional, nos cuenta que lo primero que debemos tomar en cuenta antes de emprender es “pisar tierra”, el experto, asegura que conocer las dimensiones personales es inmensamente importante: “hay que reconocer las fortalezas y debilidades antes de aventurarnos, nos ahorra años de dolores de cabeza”.

Cada actividad es diferente, pero hay algunas características que no pueden faltarle a una persona que piense en cambiar su vida por un proyecto que le apasione. Por ejemplo, el liderazgo, esto es necesario para poder dirigir un equipo hacia el éxito. Asimismo, tener vocación: serán muchas horas de trabajo y grandes sacrificios, pero una persona con pasión por lo que hace sabe que tendrá más satisfacciones en un futuro cercano. Otro aspecto importante es la organización, esto le ayudará al emprendedor a mantener al día todas sus actividades, que harán que el emprendimiento se mantenga en el camino correcto.

Por su parte, Ricardo Guevara, quien además tiene un IGTV en el que explica a fondo los elementos que considera indispensables, nos cuenta que, en su experiencia, lo primero es el elemento calma: «es sumamente importante comenzar con energía pero con mucha serenidad mental, no podemos comenzar la carrera agotados». El segundo punto a tomar en cuenta, es «empezar a pensar como un emprendedor, es decir, desde la abundancia». Finalmente, el tercero se trata de amar «y aprovechar la red de contactos que tenemos».

Espíritu emprendedor

Hay una serie de aptitudes necesarias, como el liderazgo, la vocación, la creatividad y la organización; así como otras importantes, que incluyen la autoestima, la forma en que aceptas los riesgos, la perseverancia y el espíritu competitivo: todo este conjunto es necesario para que una persona detecte las oportunidades que le rodean y, a partir de ahí, desarrollarlas y crear un valor comercial con ellas. El cofundador de la fundación Artistas 4×4 siente que, en su caso, el mundo del emprendimiento llegó a él: «Todo sucedió porque mi hermana y yo creamos Artistas4x4, una fundación para conectar la cultura con las zonas populares. Luego tuve que comenzar a formarme para dirigir bien la organización y luego llegó todo el boom del emprendimiento. Cuando comencé a asistir a cursos y diplomados ya yo tenía dos ventajas: la experiencia de mi organización y la formación previa, y como toda formación en la vida, la disfrutas mucho más cuando ya estás viviendo la práctica».

Pero, ¿qué es lo más difícil de este proceso? Normalmente, los pensamientos saboteadores de planes. Según Ricardo, «estos hacen que, muchas veces, el emprendedor no respete su propia decisión de haber comenzado un camino diferente». Mantenerse  a flote con un proyecto implica mucho más coraje, «porque se arrastra la confianza de quienes van creyendo en ti, las responsabilidades administrativas asumidas y la presión misma de sobresalir en el mercado».

Herramientas necesarias

Normalmente, un nuevo emprendedor o emprendedora no sabe exactamente qué caminos debe seguir. Para orientarlos un poco, Ricardo Guevara recomienda a las personas que lean, que investiguen sobre las necesidades y padecimientos de la sociedad y que escuchen muchas conferencias de personas con consciencia social. Además, pide que los emprendedores «escuchen la voz de generaciones pasadas, me refiero a que los abuelos son una fuente fantástica de ideas».

¿Hay áreas de emprendimiento?

Aunque no hay un rubro específico en el que los expertos recomienden emprender, sí que hay nuevas tendencias y paradigmas cambiantes que hacen que las nuevas generaciones (mayormente), tengan oportunidades en nichos como los proyectos tecnológicos, los elementos de diseño o los relacionados a la logística o a los alimentos saludables.

Ricardo, por su parte, apuesta por un tipo particular: «Yo apuesto por los emprendimientos socialmente responsables, y está demostrado que las empresas con consciencia social logran mayor rentabilidad. Del mismo modo, apoyo las iniciativas familiares, muchos estudios demuestran que son más sólidas en el tiempo, justo ahora preparo un curso sobre las ventajas de las empresas familiares».

Seguirá siendo rentable emprender en proyectos de comercio electrónico y trabajar con criptomonedas. «Con todo esto quiero decir que yo promuevo las industrias culturales, porque es un área con mucho por explorar, muy rica en creatividad y fraternidad humana. Invito a los emprendedores a iniciar negocios en el área de la cultura, en familia y apegados las soluciones online», finaliza.

Manual del emprendedor

¿Quiénes comenzar con buen pie un proyecto que desde hace tiempo te apasiona? No te aseguramos que tendrás éxito en el primer intento, pero sí que estos consejos te facilitarán el camino:

  1. Sal de tu zona de confort, si te mantienes esperando que las cosas lleguen sola, pasarás tu vida en el mismo lugar.
  2. Trabaja con expertos, forma equipos multidisciplinarios que fomenten la innovación constante.
  3. Cree en ti, no te alejes de tu meta porque otros te digan que no sirve. Pero siempre toma en cuenta los consejos de tus seres queridos.
  4. Comparte tus ideas, guardártelas para ti no te llevará a ningún lado. Mientras más ayuda, mejor.
  5. Haz todo tipo de cursos, capacítate constantemente y mantente al tanto de nuevos procesos y actividades relacionadas a tu negocio.
  6. Deja de pensar en si vas a fracasar o no, perder el miedo es indispensable.
  7. Prepárate académicamente. Empezar un proyecto sin un plan trazado te traerá pérdidas monetarias y de tiempo.
  8. ¿No tienes dinero? No te desanimes, si tu propuesta es buena, siempre encontrarás un socio o una forma de salir adelante.
  9. Emprende siempre pensando en cambiar y que tu propio proyecto mejorará tu calidad de vida.
  10. Rodéate de personas positivas. Normalmente, quienes han fracasado en sus propios trabajos o emprendimientos, intentarán arrastrarte hacia su misma suerte.
Comentarios

You must be logged in to post a comment Login