26 de enero del 2022

En Ciudad Piar y Tumeremo están incomunicados y cocinando en fogón por cortes de electricidad

Habitantes de Ciudad Piar en el municipio Bolivariano de Angostura y Tumeremo, en Sifontes, permanecen incomunicados, sin servicio de agua potable y bajo la amenaza de perder sus alimentos y mercancía ante los cada vez más frecuentes cortes de energía eléctrica que reportan son más prolongados desde hace dos meses.

Este lunes suman más de 19 horas sin electricidad en al menos cinco sectores de Ciudad Piar. Por lo menos tres o cuatro veces a la semana se va la luz por, en promedio, cinco u ocho horas.

Pero hay cortes de luz más prolongados, como el ocurrido el pasado 8 de octubre, cuando el servicio se interrumpió por 48 horas, y generó la grave interrupción del servicio de agua potable y la caída de la señal de Movilnet.

Aunque la antena principal del servicio de telefonía Movistar cuenta con planta eléctrica propiedad de CVG Ferrominera Orinoco, los habitantes informan que la empresa debe apagar la planta para ahorrar gasoil, por lo que también se quedan sin señal Movistar.

“Y hace una semana estuvimos seis días sin luz (…) el llamado es a los incompetentes de la Alcaldía y la Gobernación. Apenas nos cae una lluvia y ya Ciudad Piar se queda sin energía eléctrica”, denunció Alberto Estrada.

Los vecinos reportan que los sectores más afectados son Tocomita, Santa Bárbara, El Vigía y La Gran Vía. Señalan que también ocurren fluctuaciones eléctricas que han provocado la avería de electrodomésticos como aires acondicionados y neveras.

Además, los afectados temen que por los cortes eléctricos la cadena de frío de las vacunas almacenadas en el hospital de Ferrominera y Centro de Diagnóstico Integral (CDI) se interrumpa.

Habitantes de Tumeremo, municipio Sifontes de Bolívar, también reportan que, al igual que en Ciudad Piar, las fallas del sistema eléctrico local se profundizaron desde hace dos meses en los tres circuitos del pueblo.

Aunque en este caso, señalan que se trata de una falla en la subestación de El Callao.

Los habitantes reportan que los cortes eléctricos pueden durar hasta ocho horas. “Pueden ser de pocos minutos, por ocho horas o, como hace un mes, que se nos fue por 18 horas”, explicó Miremily Mendía, una de las afectadas.

“Ya es un clamor, una queja. La mayoría de la población cocina con cocina eléctrica, siempre se va la luz a medio día y tenemos que cocinar a fogón. No vemos que las autoridades tomen conciencia”, agregó.

Los afectados no logran huir de la precariedad en lo cotidiano: acuden a la leña para cocinar, a dormir en la intemperie para sobrellevar el calor, a preservar con hielo la comida o comprar comida justa para el día y, en el caso de los comerciantes, a rematar su mercancía para que no se les pudra.

Lo que sufren estos poblados al sur del estado Bolívar solo es una parte de la crisis general del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) que, desde el apagón general de 2019, va de mal en peor por falta de voluntad política para fortalecerlo.

Con información de El Correo del Caroní

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login