31 de julio del 2021

Globalización social: características, ventajas y desventajas

El proceso de la globalización puede entenderse desde una cuádruple vertiente, pues está relacionado o tiene repercusiones en lo político y económico, así como en lo social y cultural. De allí que se hable también de una globalización social.

Con este término se alude a un fenómeno, tendencia o rasgo propio de la civilización contemporánea, en la que tiene lugar una interacción cada vez mayor entre personas y colectivos, incluso aquellos geográficamente distantes. Como consecuencia, en la globalización social se produce una integración de las relaciones humanas a la vez que una asimilación de patrones, hábitos y estilos de vida.

Características de la globalización social
La globalización social constituye un concepto amplio que guarda relación con diversos temas, tales como la lucha por los derechos humanos y la preservación del ambiente, así como la identidad, las relaciones de trabajo, la educación, el concepto de familia, la religión, la cultura y el arte.

Algo característico de la globalización es la manera en la que los procesos sociales se convierten en fenómenos mundiales, de forma casi inmediata y sincronizada. En esta dinámica, es esencial el intercambio que ocurre desde y a través de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Inicialmente la televisión, luego las redes sociales.

De esta manera, se produce una paulatina asimilación de patrones, formas y estilos de vida. Dicha adopción puede estar referida a usos del lenguaje, indumentaria o gastronomía.

Más allá de esto, también los medios han pasado a ser el instrumento de decisión y el escenario en el que tiene lugar la expresión de la voluntad de la mayoría. Por otra parte, en la globalización social las personas se conectan, identifican y están al corriente de los movimientos, eventos y situaciones en diversos lugares. Aunque no siempre ocurre otro tanto con los de su entorno cercano.

También te puede interesar: Las redes sociales afectan nuestras emociones
Ventajas de la globalización social
La globalización social significa tanto ventajas como desafíos para los individuos y los colectivos. A continuación conoceremos, en primer lugar, cuáles son sus principales beneficios.

Acercamiento social e inclusión
Con el incremento de la comunicación y el intercambio, las personas se acercan más. No física ni geográficamente, pero sí en términos de intereses comunes, consolidándose una cultura colaborativa globalizada.

En este sentido, hoy día abundan las comunidades virtuales conformadas por miembros de distintos sitios, en torno a un tema o actividad que les interesa. Asimismo, en el marco de la globalización social cobra una nueva dimensión el sentido de inclusión.

Las redes sociales basadas en tecnologías de la información generan un acercamiento nunca antes experimentado por la humanidad.

Enriquecimiento del pensamiento y la cultura
Al conocer otras maneras de vivir, de ser y de pensar, en la globalización social se confrontan y cuestionan las bases de las tradiciones y las ideas que se inculcan. Esto repercute en la asimilación de ideas que enriquecen los propios valores. Por ende, se amplía o reconfigura la idiosincrasia, surgiendo nuevas corrientes.

Conciencia y solidaridad con los problemas mundiales
Hoy tenemos mayor conciencia con respecto a que todos somos parte del planeta y estamos conectados. De este modo, redescubrimos que los problemas de otros también nos afectan, aunque sean lejanos en apariencia.

De alguna manera, las redes sociales y otros espacios de intercambio han mantenido en la agenda de la opinión pública problemas comunes, como el cambio climático, el hambre y la pobreza.

La globalización social ha contribuido con la visibilización de las luchas por los derechos. Diversos colectivos han encontrado apoyo en otras personas que se identifican con su causa, tal como se observa en el movimiento de las personas con discapacidad.

Mejoras en la productividad y el trabajo
Las organizaciones empresariales intercambian información que permite mejorar las maneras de llevar a cabo los procesos productivos. Esto se puede traducir en un ahorro de esfuerzo, de tiempo y de recursos.

Por otra parte está el fenómeno del teletrabajo, surgido en el seno de la globalización social. Esta modalidad ha venido a constituirse en una alternativa para las personas y las empresas.

No dejes de leer: 10 consejos para ser más productivo trabajando desde casa
Desventajas de la globalización social

A pesar de que en la globalización social se propicia la interacción en el marco del respeto, la igualdad, la tolerancia y la convivencia, también tiene su lado adverso, como veremos a continuación.

Individualismo y aislamiento
El hecho de que las personas busquen relacionarse con aquellos afines a sus propios gustos e intereses es beneficioso, porque sentimos que estamos con otros que nos entienden y nos aceptan. Sin embargo, podemos dejar de vincularnos con aquellos que tienen otras afinidades.

Sectarismos y conflictividad
La conformación de grupos cerrados en torno a intereses, a manera de sectas, puede generar conflictos con otros que tienen posiciones u opiniones diferentes, propiciando el acoso psicológico. Adicionalmente, en este ambiente se expresan comentarios despectivos, descalificatorios, con contenidos racistas, xenofóbicos u homofóbicos.

Incluso, se está produciendo un fenómeno que se conoce como cultura de la cancelación, mediante la que se sanciona socialmente por actuar u opinar diferente.

Pensamiento único
El término pensamiento único fue propuesto por Schopenhauer y retomado por Ignacio Ramonet para referirse a ciertas ideas que se alimentan y sostienen a sí mismas. El pensamiento único acaba por convertirse en predominante, atentando contra la diversidad de ideas y promoviendo la intolerancia.

A pesar de que la globalización social supone apertura, paradójicamente puede ocurrir el efecto contrario. Sobre todo cuando surgen fuertes matrices de opinión que monopolizan la opinión pública.

La intolerancia, la censura y la cancelación ganan terreno en un mundo globalizado, aunque parezca que el objetivo fuese otro.

Uniformidad cultural y pérdida de la tradición
Uno de los aspectos que los expertos y estudiosos sobre el tema más cuestionan guarda relación con el hecho de que aparece una cultura homogénea. Se adoptan modas en relación con la vestimenta, la música y el lenguaje que son impropias para las culturas.

Ello ocurre en detrimento de la riqueza y diversidad cultural, incluso de la tradición. Se produce pérdida de identidad y de valores de algunos pueblos.

La globalización social es parte del mundo que habitamos
No hay dudas de que el mundo en el que vivimos es muy distinto de aquel que vieron nuestros padres y abuelos. Estamos en la era de globalización social, que ocurre por igual en casi todos los países y regiones.

A su vez, la globalización social ha traído aparejada una serie de cambios económicos, políticos, sociales y culturales. Esto se evidencia en la forma de pensar y de relacionarnos con los demás.

Ahora, ante cualquier situación de cambio los seres humanos optamos por ser apocalípticos o integrados, como decía el reconocido pensador italiano Umberto Eco. Así, podemos creer que el cambio es terrible y significa el fin del mundo o adaptarnos a lo que pasa.

En suma, la globalización social no es la panacea que viene a solucionar todos los problemas. Pero tampoco es una hecatombe. Es, ni más ni menos, un rasgo distintivo de nuestra cultura, de nuestro tiempo y del mundo que nos han legado.

mejor con salud

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login

Responder