26 de septiembre del 2021

Importancia de la otorrinolaringología en época de Covid-19

Época donde usualmente las personas acuden al médico cuando es una emergencia o cuando tienen algún tipo de chequeo general. Sin embargo, en muchas ocasiones no lo hacen o se automedican, cuando presentan algún síntoma aislado, como un dolor de oído. “Es sumamente importante acudir a la consulta presencial, ya que esta fue, es y seguirá siendo la manera ideal de evaluar a cualquier paciente. Así hacer un diagnóstico adecuado e indicar tratamiento médico o quirúrgico según sea el caso. La valoración por el especialista en otorrinolaringología también nos permitirá prevenir y detectar problemas de audición, de vías respiratorias superiores, de la voz. Y del equilibrio, entre otros”, nos dice la Dra. Gladys Marín, otorrinolaringóloga.

Oído, infecciones o enfermedades comunes
Las enfermedades o infecciones a nivel de otorrinolaringología, son sumamente delicadas y, muchas veces, al no ser tratadas, pueden traer consecuencias graves. “La infección de oídos es uno de los motivos de consulta frecuente. Lo llamamos otitis, la cual es una inflamación que puede involucrar el oído externo o el oído medio. En términos generales, se caracteriza por presentar dolor, sensación de oído tapado, secreciones y/o disminución de la agudeza auditiva. Es importante acudir al especialista, para saber si se trata de una otitis media aguda, o una otitis externa. A fin de indicar el tratamiento médico y lograr una evolución satisfactoria, evitando complicaciones, como la pérdida de la agudeza auditiva. Que es tan importante para nuestra comunicación con el entorno, y el desarrollo de nuestras actividades cotidianas”, aclara la doctora.

Covid-19 y terapias posteriores
A lo largo de la pandemia, se ha observado que existe relación entre el creciente número de reportes de pérdida del gusto (disgeusia) y olfato. Entre el 30%-60% de los pacientes afectados presentan una anosmia, que es la pérdida del olfato, lo cual posteriormente lleva a una pérdida del gusto. Por lo tanto, hay que estar atentos a la pérdida de los mismos, incluso sin presentar algún otro síntoma. “De presentar estos síntomas, debemos solicitar atención médica para descartar diagnóstico de Covid-19. No olvidar, además, que debe cumplir con el aislamiento de al menos 14 días y ver si se presentan otros nuevos síntomas en la evolución. Estas recomendaciones ayudarán a detectar la infección de manera precoz, lo que reduce la posibilidad de que se desarrolle y contagie a más personas. Algo que me ha pasado últimamente con los pacientes post-Covid es que tardan mucho en recuperar el olfato. Por lo que es importante saber que después de tener Covid-19, se puede rehabilitar el olfato”.

La terapia es un entrenamiento que consiste en exponerse, breve y repetidas veces, a olores como el clavo, café, canela, limón y eucalipto. Sin embargo, estas opciones pueden ser más amplias, como: menta, vinagre, coco, nuez moscada. El tiempo que la persona debe oler dicha sustancia seleccionada, tiene que ser de al menos 10 segundos, dos veces al día. Las investigaciones previas sugieren que cada dos semanas se debe cambiar la sustancia con la cual se está haciendo la terapia. Y que para obtener resultados satisfactorios, hay que prolongar la rehabilitación por lo menos tres meses, ya que los resultados no serán inmediatos.

“Estudios nos hablan de un nuevo síntoma en los pacientes con diagnóstico de Covid-19, que se caracteriza por un aumento de volumen de la lengua. A veces se suelen observar lesiones en la superficie de la misma, donde se ve más lisa, que es lo que llamamos depapilación en parches. Y también puede asociarse la sensación de ardor en la boca, los cuales pueden ser signos claves para un diagnóstico precoz”, agrega Marín.

Cuidados para la salud auditiva
Gladys Marín recomienda los siguientes cuidados para una salud auditiva óptima:

Uso adecuado de los audífonos: tomando en cuenta el volumen. Debemos usar intensidades medias o menores y, si hablamos del tiempo, no debe ser mayor de una hora si lo usamos de manera prolongada.
No introducir ningún cuerpo extraño a nivel del conducto auditivo externo, tipo hisopo o bastoncillos de algodón. Ya que si el paciente presenta cera, se pueden formar grandes tapones, que pueden ocasionar dolor, molestia, y hasta disminución de la agudeza auditiva.
Si vamos a secar los oídos después del baño, debemos hacerlo con un paño o toalla a nivel de la oreja o pabellón auricular. Evitando introducir cualquier objeto dentro del conducto auditivo externo.
Acudir al especialista, siempre y cuando el paciente presente disminución de la agudeza auditiva, para realizar pruebas objetivas que permitan evaluar su agudeza auditiva.
Uso de protectores auditivos, si la persona se encuentra expuesta a ruidos de alta intensidad, para evitar a largo plazo pérdida de la audición.

El internet y la medicina, de la mano
Estamos en un momento de la historia, donde ante cualquier duda o interrogante, debemos tomar el teléfono o cualquier equipo electrónico con acceso a internet. Se podrá investigar, así como también se pueden consultar foros, tener consultas virtuales, etcétera. Sin embargo, ¿hasta qué punto es bueno? “Realmente, el tema de las redes sociales y el internet me encantan y pienso que ha tenido un impacto positivo. Ya que me ha permitido llegarle a mayor cantidad de personas. Y en esta época de pandemia, me ayudó a estar presente y tener un mayor acercamiento con mis pacientes, haciéndome saber sus inquietudes y necesidades. Así como también he podido hacer consultas on-line”, contesta Marín.

¡Precauciones!
Importante no automedicarse. Lo ideal es acudir a una evaluación presencial, para que el especialista indique tratamiento médico o quirúrgico, según sea el caso. Así como también completar con estudios paraclínicos si el paciente lo amerita.

Con información de 2001.

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login