20 de septiembre del 2021

Irregulares intensifican operaciones en frontera colombo-venezolana

Los Urabeños, uno de los grupos de narcotráfico dominantes en Colombia, aparentemente están intensificando sus operaciones a lo largo de la frontera entre Colombia y Venezuela, una táctica que probablemente fomentará más violencia en una región ya de por sí peligrosa, asegura una publicación de InSight Crime.

Si bien el grupo, también conocido como el Clan del Golfo, han tenido desde hace mucho tiempo una amplia presencia en toda Colombia, aparentemente han aumentado las operaciones a través de la frontera.

Desde enero, Los Urabeños habrían establecido una alianza con Los Rastrojos, que controlan una parte de las drogas, armas y personas que se mueven a lo largo de trochas o senderos remotos no controlados que cruzan la frontera. Esta asociación parece apuntar a evitar el avance inexorable del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en la frontera. Sin embargo, también le dio a Los Urabeños un punto de apoyo dentro de Venezuela para refugiarse y esconderse de las operaciones colombianas contra ellos.

Esto puede ser contraproducente. La violencia se ha disparado a lo largo de los senderos fronterizos y alrededor de la ciudad colombiana de Cúcuta debido a los enfrentamientos entre el ELN y Urabeños. Según medios locales, el 30 de agosto Los Urabeños habrían asesinado a tres hombres en Puerto León, la masacre número 68 en 2021 en Colombia.

Pero su respaldo venezolano no les ha permitido escapar de las consecuencias. Las fuerzas colombianas han seguido atacando al grupo con operaciones militares consistentes, como lo habían hecho en los últimos años. Ahora, están específicamente persiguiendo a miembros del grupo tratando de controlar los senderos transfronterizos. En julio, el Ejército y la Policía de Colombia capturaron a cinco miembros de Los Urabeños en la zona fronteriza. En el operativo, varios miembros más del grupo habrían sido asesinados, según informó Caracol Radio.

De acuerdo con las autoridades, el grupo estaría involucrado en el asesinado de una lideresa de la región y tráfico de armas en la frontera. En abril, cuatro miembros más de Los Urabeños habían sido capturados, después de varias denuncias por extorsión en una localidad cercana a la frontera con Venezuela, reportó La Opinión.

La presencia de Los Urabeños en la frontera no es nueva, su intento de aumentar su control de las economías criminales allí a lo largo de 2021 fue una posibilidad remota.

Mientras que el modelo de franquicias del grupo le permite expandirse mediante el reclutamiento de pandillas más pequeñas en sus filas rápidamente, la frontera entre Venezuela y Colombia es sin duda el nicho criminal más disputado en América Latina.

Con informaciòn de InSight Crime.

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login

Responder