27 de octubre del 2021

Junta militar birmana libera a periodista de la BBC detenido

La junta militar de Birmania (Myanmar) liberó este lunes al periodista de la cadena británica BBC Aung Thura, detenido hace tres días junto con otro reportero del medio local Mizzima.

La BBC confirmó la liberación de Aung Thura, pero no dio más detalles sobre la situación del periodista, quien fue arrestado el viernes por policías o militares de paisano mientras realizaba una cobertura en un tribunal de la capital, Naipyidó.
Según la ONU, cerca de cuarenta periodistas han sido detenidos desde el golpe de Estado liderado el pasado 1 de febrero por el jefe del Ejército y líder de la actual junta militar, Min Aung Hlaing, lo que ha provocado protestas diarias en todo el país para pedir el retorno de la democracia.

El pasado 8 de marzo, las autoridades anunciaron la revocación de las licencias de cinco medios: Myanmar Now, 7DayNews, Mizzima, DVB y Khit Thit Media, lo que dificulta la cobertura de las protestas y la represión militar, que ha causado al menos 250 muertos.

Aunque algunos medios continúan publicándose en internet, todas las ediciones impresas independientes han ido desapareciendo desde el golpe militar, lo que ha dejado a Birmania sin prensa libre en papel por primera vez en casi una década.
Pese a todo, algunos periodistas continúan informando con dificultad debido a la presión de las autoridades y las limitaciones técnicas.

La junta militar bloquea cada noche internet y desde hace más de una semana ha eliminado por completo los datos móviles, mientras que también ha censurado Facebook y Twitter, lo que algunos se saltan usando programas VPN.

Según la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP), las autoridades han detenido a más de 2.600 personas, de las que más de 2.200 continúan bajo custodia, incluida la jefa del Gobierno depuesta, Aung San Suu Kyi.

Desde que se independizó del Reino Unido, Birmania ha pasado 59 de los últimos 73 años bajo el poder de los militares, que en 2011 iniciaron una transición hacia una democracia «disciplinada», en la que los uniformados se otorgaron el 25 por ciento de los escaños del Parlamento y los ministerios de Defensa, Interior y Fronteras.

El Ejército acabó con el experimento democrático el pasado febrero con la excusa de un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido de Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y que habían sido calificados de legítimos por los observadores internacionales.

EFE

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login