30 de julio del 2021

La inflación vuelve a preocupar a los inversores por su impacto en los bonos

La inflación, que había desaparecido del catálogo de preocupaciones de los países desarrollados desde la crisis financiera, intranquiliza de nuevo a los inversores, sobre todo a los que han apostado por la renta fija, lo que ha elevado ya el interés de algunos bonos.

Después de años buscando un repunte de los precios para impulsar el crecimiento, los mercados temen ahora que la inflación se coma la rentabilidad de la deuda pública, que ha sido un activo refugio durante la crisis del coronavirus.

Los inversores creen que la inflación puede reaparecer, especialmente en EEUU, al conjugarse una política monetaria expansiva con estímulos fiscales adicionales y una reactivación de la economía si las vacunas contra la covid-19 confirman su eficacia.

Este temor, que se plasma en los informes de gestoras y bancos de inversión, se ha agudizado al conseguir el Partido Demócrata el control del Senado de EEUU, lo que facilitará al presidente electo, Joe Biden, aprobar nuevos planes de estímulo.

«Aunque todavía vemos limitadas presiones inflacionistas a corto plazo, un mayor estímulo fiscal aumenta los riesgos de inflación a largo plazo», advierte Pimco, una de las mayores gestoras de fondos del mundo.

Según el Economic Outlook 2021 de Credit Suisse, lo más probable es que la inflación suba en primavera en numerosos países. «La cuestión es si la subida será temporal y si los bajos tipos de interés se mantendrán», apunta.

Aunque Credit Suisse no apuesta por una inflación persistente, ya que no es su escenario base, cree que se trata de un riesgo «que vale la pena considerar».

El banco suizo espera que la inflación supere brevemente el 2% en EEUU en el segundo trimestre y luego se reduzca en la segunda mitad del año. En Europa, la evolución será similar pero con niveles inferiores.

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login