21 de septiembre del 2021

La insólita razón de una empleada que robó 1,5 millones de dólares a una campeona del surf

Tyler Wright es una estrella mundial de surf. La australiana ha sido en dos ocasiones campeona mundial y es por eso que atrajo la mirada de los principales sponsors del deporte de las olas, pero durante su carrera se ha tenido que reponer a varios obstáculos incluyendo uno que le sucedió en los últimos cuando se enteró de la megaestafa de la que fue víctima por culpa de su contadora.

Shane Maree Hatton, de 53 años, fue arrestada en una casa en Vincentia, Nueva Gales, el último miércoles después de una larga investigación. La contadora era una de los encargadas de manejar el dinero de la surfista y de sus dos hermanos, Mikey y Owen, quienes también se destacan en el mundo de las tablas.

Según informó el diario ABC de Australia: “Después del arresto de la Sra. Hatton, se emitió una orden de registro y los agentes de policía confiscaron dispositivos y documentos electrónicos. La policía dijo que había sido acusada de 749 cargos de obtención deshonesta de ventajas financieras mediante engaño y que deberá comparecer ante el Tribunal Local de Nowra el 26 de abril”.

En total serían USD 1,5 millones los que desvió la contadora, pero lo más increíble es que los investigadores sostienen que USD 1,2 millones no podrán ser recuperados ya que fueron gastados en partidas de póker. El director de la unidad, Darren Bennett, declaró ante varios medios locales: “Existe una tendencia a que amigos y parientes de la familia no calificados administren grandes cantidades de dinero y no se puedan resistir a la tentación de quedarse una parte. Lo que tienen que hacer estas familias es confiar en compañías de prestigio para gestionar sus carreras, con contratos y asesoramiento legal, además de tener interés en saber lo que ocurre con el dinero que tienen en el banco”.

Tyler Wright, de 27 años, fue campeona mundial en 2016 y 2017 y tiene más de 10 títulos internacionales como surfista en diversos torneos. Estos éxitos llegaron con demasiado sufrimiento. “Creo que llegué a un punto cuando que tenía 18 años y ya estaba cansada de lo que había hecho”, explicó Wright a la televisión australiana en un programa especial que le dedicaron en 2020. La joven contó entonces que se sentía presionada por el estereotipo de mujer que forma al surf y que ella no encajaba: “Cuando tenía 18 años, tenía una constitución grande. Probablemente pesaba 70 kilos y era muy fuerte. Tenía enormes cuádriceps, era una niña muy musculosa. Eventualmente eso te desgasta”.

A su vez, en 2018, en el pico de sus carrera, se vio obligada a abandonar la actividad por haber contraído un virus derivado de la gripe que le ocasionó graves problemas y no le permitió competir ni siquiera en 2019: “El dolor era constante y mi estado mental llegó a un punto en el que no podía tener una conversación con alguien o salir de la cama. No había alivio”. Cuando se recuperó, el mundo conoció al Covid-19 y por lo tanto tuvo que esperar aún más tiempo para volver a subirse a una tabla.

Ya recuperada, Wright está compitiendo en la Rip Curl Newcastle Cup que se celebra en Merewether Beach, Australia, y que reúne a los mejores surfistas del mundo en el primer gran evento después del comienzo de la pandemia del coronavirus.

Fuente: Infobae

 

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login