27 de septiembre del 2021

Luis Arráez responde como primer bate de Minnesota

Luis Arráez demostró en la serie contra los Cerveceros de Milwaukee, en especial el domingo, que podría ser una efectiva opción para el primer puesto de la alineación de los Mellizos de Minnesota.

El bateador zurdo ligó de 3-3 y en el inicio del sexto inning negoció uno de sus dos boletos en el juego, para ser el punto de ignición de un rally de cuatro carreras, que ayudó al eventual triunfo de los Mellizos 8-2, en el American Family Field, que inclinó la serie de tres encuentros 2-1 a favor del club de Minneapolis.

Arráez, que por sus habilidades ofensivas es visto como potencial líder bate en la Liga Americana, ha logrado sacarle mayor provecho a lo que mejor sabe hacer, tras una productiva conversación con un miembro del Salón de la Fama, hace un par de años.

“Hablé mucho con Rod Carew acerca de eso”, le comentó a Arráez al Star Tribune. “Llevo la pelota al lado contrato. Produzco muchas líneas. Él me dijo: ‘Has eso. Hazlo muchas veces. Si conectas la pelota a la banda contraria, conseguirás muchos hits’. Así que tengo que hacerlo. Porque Rod Carew, es un bateador asombroso. Increíble bateador. Es una máquina”.

El panameño, uno de los mejores toleteros de todos los tiempos, se erigió en un ícono de la organización tras ganar siete coronas de bateo, entre 1969 y 1978. Así que sabe de lo que habla.

“Hoy (el domingo), vi al pitcher”, apuntó Arráez. “Me sentí muy bien. Quiero batear la bola donde quiera que me lancen. Adentro, afuera, quiero conectar la pelota. Esa es la razón por la que batee tan bien hoy”.

Desde su debut en las Mayores en 2019, ha mostrado una habilidad increíble para hacer contacto y embasarse (.396 de OBP vitalicio). Terminó sexto en la votación de novato del año, tras exhibir una línea de .334/.399/.439 y en 2020, pese a lidiar con algunos problemas en la rodilla izquierda, que le hicieron perderse 28 juegos, casi la mitad de la temporada, exhibió un sólido promedio de .321.

Ahora, saludable, la campaña de 2021 se le plantea como un reto. La adquisición del campocorto curazoleño Andrelton Simmons movió al dominicano Jorge Polanco a la segunda y dejó a Arráez en el rol de súper utility, como reemplazo de Marwin González, que terminaba viendo acción como un regular, moviéndose por varias posiciones.

Arráez apareció el Día Inaugural como jardinero izquierdo, pero después de la lesión de Josh Donaldson (corva derecha), en sus siguientes dos partidos defendió la antesala, donde seguramente se mantendrá la mayor parte del tiempo mientras Donaldson vuelva a estar saldable.

El manager Rocco Baldelli –según el reporte del Star Tribune- está comprometido en darle al joven, de 23 años de edad, al menos 400 apariciones legales en el plato en la campaña, mientras lo mueve defensivamente.

“Es increíble”, comentó el derecho quisqueyano Michael Pineda, que ganó el desafío dominical, sobre el venezolano. “Tiene mucha energía. A todo el mundo le encanta verle jugar. Me encanta ver a Arráez jugar beisbol. Me encanta”.

En los primeros 19 partidos como primer bate en su carrera, Arráez exhibe promedios ofensivos de .384/.439/.452, con .891 de OPS, en 73 turnos.

“Estoy feliz de que Rocco me dé la oportunidad de ser abridor del lineup temprano en la temporada, estar en base, intentar anotar carreras y poner las cosas en marcha para el equipo”, destacó Arráez.

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login