01 de agosto del 2021

Multan Conmebol por aglomeraciones en el Maracaná en la final de Copa América

La Alcaldía de Río de Janeiro impuso una multa equivalente a 10.000 dólares a la Conmebol por las aglomeraciones y las violaciones a los protocolos sanitarios contra la covid-19 registrados el sábado en la final de la Copa América en el estadio Maracaná.

La Alcaldía justificó la sanción por las aglomeraciones que sus fiscales constataron frente a las taquillas del legendario estadio carioca de hinchas, muchos de ellos sin el uso de la mascarilla y sin mantener la distancia prescrita, que fueron a buscar sus entradas para asistir al partido en que Argentina venció por 1-0 a Brasil y conquistó el título.

La multa impuesta por el Instituto de Vigilancia Sanitaria por violaciones a las medidas sanitarias de la ciudad y a los propios protocolos sanitarios con los que la Conmebol se comprometió asciende a 54.000 reales (unos 10.800 dólares).

El valor puede ser elevado debido a que Vigilancia Sanitaria advirtió que investigará otras irregularidades denunciadas, como la de los aficionados que ingresaron al estadio con exámenes negativos de diagnóstico de covid falsificados.

La criticada organización de la Copa América, que fue realizada a las prisas en Brasil luego de que Argentina y Colombia desistieran de ser sedes, quedó totalmente en evidencia en el día de la final, cuando cientos de hinchas se aglomeraron en las taquillas del Maracaná para recibir las 5.400 entradas liberadas.

Ante una petición extraordinaria de la Conmebol, la Alcaldía de Río de Janeiro autorizó a última hora la presencia del público en el estadio, hasta el 10 % de la capacidad del Maracaná, y la entidad deportiva distribuyó 1.000 entradas a patrocinadores y autoridades, y autorizó a cada rival a distribuir 2.200 boletos.

Pero los espectadores tenían que presentar un examen negativo de covid y la propia Conmebol descubrió -y denunció públicamente- que muchos estaban presentando pruebas falsificadas, lo que atrasó el proceso, alargó las filas, hasta de tres horas, y terminó dejando fuera del estadio a cientos de los invitados.

Según la Secretaría de Salud, los fiscales que acudieron el sábado al Maracaná constataron «aglomeraciones en los accesos al estadio, desorganizaciones en la distribución de las entradas a los invitados, violación a la medida que determina una distancia mínima de 2 metros entre los aficionados, el no uso de máscaras de parte de los hinchas y el ingreso al estadio sin pruebas negativas de covid».

Vía: EFE

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login

Responder