29 de noviembre del 2021

Ocho curiosidades que debes saber antes de disfrutar de «La Casa Oscura» (+Fotos +Tráiler)

Este jueves llegó a los cines venezolanos uno de los estrenos más atrapantes de 2021, se trata de «La Casa Oscura», un thriller de terror con elementos sobrenaturales que van a fascinar y sorprender a los fanáticos del género.

La película gira en torno a Beth (Rebecca Hall) una mujer joven que se encuentra en pleno duelo tras la muerte inesperada de su esposo, Owen (Evan Jonigkeit). Viviendo sola en la casa junto al lago que él había construido para ella, Beth trata de llevar la situación de la mejor manera posible, pero comienza a tener pesadillas: perturbadoras visiones de una presencia en la casa que la llama, que la atrae con una fascinación fantasmal.

Desoyendo los consejos de sus amigos, comienza a revolver entre las pertenencias de su esposo en una búsqueda desesperada de respuestas. Lo que encuentra son secretos, tan extraños como perturbadores, que conducen a un misterio que está decidida a develar.

Pero si no has disfrutado del filme y te llama la atención, tenemos estos ocho datos poco conocidos sobre la película  que son la puerta de entrada perfecta para ir sumergiéndose en la historia.

EL DIRECTOR ES UN CONOCEDOR DEL GÉNERO

La película está dirigida por David Bruckner, un realizador con experiencia en los géneros de suspenso y terror. Antes de sumarse a este proyecto, Bruckner formó parte de los equipos de producción y realización de sagas como “The Signal” y “Crónicas del miedo”. En 2017, además, dirigió la película “El ritual”, un thriller que exploraba temas relacionados con el miedo sobrenatural y psicológico.

Además, cuando Ben Collins y Luke Piotrowski, los guionistas de La Casa Oscura, consideraron posibles realizadores para el film, el nombre de Bruckner surgió de inmediato. “David es amigo nuestro, y siempre lo tuvimos en mente para esta película, porque creemos que sabe dar vida al terror de una manera única”, explica Collins.

LOS CLÁSICOS DEL TERROR FUERON INSPIRACIÓN DE LA PELÍCULA

Tanto el equipo detrás de cámara como el elenco asegura que los clásicos del cine de terror fueron una inspiración a la hora de dar vida a la historia de La Casa Oscura. Entre sus influencias, Bruckner menciona títulos como “Repulsión”, “El cisne negro”, “Personal Shopper” y “The Babadook”.

Por su parte, la actriz Rebecca Hall, quien interpreta a Beth, cuenta: “Algunas de mis películas preferidas son de este género, aunque no me considero fanática de las películas de terror. “El bebé de Rosemary“, “El resplandor“, una película francesa llamada “Las diabólicas”, “La marca de la pantera”, entre otras. Y cuando era niña, me encantaba una película que se llamaba “La casa embrujada”, dirigida por Robert Wise”. Y, por supuesto, el legendario Alfred Hitchcock también dejó su sello en el proyecto. “Desde la idea de explorar nuestros sueños en “Cuéntame tu vida» hasta el entrar y salir de un mundo distorsionado en “Vértigo” y, por supuesto, la existencia de una fuerza malévola como en “Rebeca, una mujer inolvidable”, Hitchcock dio tanto al género que siempre habrá huellas suyas en las películas de este tipo”, explica el productor John Zois.

Y LA MITOLOGÍA TAMBIÉN ESTÁ PRESENTE

El relato de La Casa Oscura también está nutrido de elementos mitológicos que luego fueron adaptados por los guionistas. ¿Algunos de ellos? Los laberintos de césped galeses construidos por pastores para llevar a cabo danzas rituales y confundir a los enemigos, y las muñecas vudú egipcias del siglo IV d.C. La metáfora del laberinto fue la inspiración para la propia casa de la película. “Un laberinto construido para confundir a las fuerzas del mal, y la propia casa, luego de una tragedia, como un laberinto que lo confunde a uno. El lugar es conocido, pero algo está mal.

Owen construyó una casa para que eso que lo perseguía se perdiera, pero dejó a Beth perdida y perseguida en la casa que construyó para ella”, señala Piotrowski. En el caso de la muñeca, los realizadores consideraron que funcionaba como “hechizo de amarre” para contener a las fuerzas siniestras fuera de la casa. “En una búsqueda rápida nos apareció la imagen de la muñeca vudú, una mujer de arcilla perforada por 13 varillas. Es muy llamativa, muy inmediata y temáticamente rica. Después de todo, Beth es una mujer amarrada a sus dudas y sus miedos”, explica el productor.

LA MÚSICA REPLICA LOS CONCEPTOS CENTRALES DE LA HISTORIA

Como en toda película de este género, la música juega un papel clave en la creación del clima adecuado para transportar emocionalmente a la audiencia. Al sumarse al proyecto como autor de la banda sonora de La Casa Oscura, el compositor Ben Lovett intentó reflejar en la instrumentación los estados de ansiedad de Beth, al tiempo que tomó los conceptos centrales de la historia -la arquitectura invertida, los planos especulares, los dobles fantasmagóricos y los patrones repetidos- y buscó representarlos a través de recursos musicales.

“Trabajé con palíndromos musicales y melodías que se podían tocar en los dos sentidos. Usé una técnica que se llama armonía negativa. Para esto se invierten las notas de una melodía, de modo tal que cada una tenga una nota especular correspondiente del lado opuesto de un eje. Ese concepto se usó en el tema de la boda para poder luego darlo vuelta y crear una armonía opuesta de la original del lado más oscuro del espectro armónico”, explica Lovett.

REBECCA HALL ACTUÓ MAYORMENTE A SOLAS

Para Rebecca Hall, protagonizar la película representó un desafío sin precedentes, sobre todo porque la mayor parte de las escenas la involucraron a ella sola. “Como actriz, estaba un poco asustada porque esencialmente es una película de un personaje. Hay actores secundarios maravillosos, pero gran parte de la película soy yo en una casa haciendo cosas y llevando la historia a solas. Eso es algo que no había hecho antes y fue atemorizador en un sentido positivo. Me intrigaba cómo sería hacerlo”, confiesa Hall.

LA LOCACIÓN DE LA PELÍCULA PRESENTÓ DESAFÍOS INESPERADOS

Al momento de elegir los escenarios donde transcurriría la historia, el equipo se enfrentó a dos tareas: por un lado, debía concebir la icónica casa donde suceden casi todos los acontecimientos de la película. Por otro, debían encontrar un lago que cumpliera con todos los requisitos que exigía el guion. ¿El elegido? El lago Skaneateles, en el estado de Nueva York, que es lo suficientemente grande como para tener olas en días ventosos. Sin embargo, su tamaño también presentó un desafío inesperado: “El lago era un gigantesco espejo, de modo que apenas el cielo comenzaba a esclarecer al alba, había mucha luz, así que teníamos que trabajar rápido las escenas nocturnas”, explica el director de fotografía Elisha Christian.

En cuanto a la casa, el equipo supo que actuaría como un personaje más de la película, y que por lo tanto debía estar cuidadosamente concebida. Para lograrlo, los realizadores y el equipo de filmación establecieron primero la casa en locación, permitiendo que el público estuviese anclado en la realidad, pero a medida que avanza la historia, construyeron habitaciones en escenarios en los que podían expandir las dimensiones y alterar la geografía. Bruckner explica: “El efecto es como de algo de pesadilla, en donde la habitación en la que estás es la misma y al mismo tiempo diferente de una manera de la cual no estás completamente seguro”.

REPRESENTAR “LA NADA”

¿Hay algo o no hay nada? ¿Se trata de una ilusión óptica o de la realidad? Las preguntas que se hace Beth en la historia acerca de lo que está viendo y sintiendo son las mismas que se hará la audiencia cuando se siente en la sala de cine. Para el equipo, entonces, resultó un gran desafío encontrar la manera de expresar visualmente esas dudas fundamentales de la trama. Los realizadores querían que el público tuviese la sensación de que algo estaba y no estaba al mismo tiempo.

Del mismo modo que Beth sufre la ausencia de Owen y su mente comienza a engañarla. Para lograrlo, los realizadores se inspiraron en la técnica artística de la perspectiva forzada, así como en conocidas ilusiones ópticas como el jarrón de Rubin. “Construimos las instancias en el set, que requirieron una planificación meticulosa ya que la posición y el movimiento de la cámara tenían que ser precisos para que se generara la ilusión. Con efectos visuales se hizo la animación de personajes”, explica el productor David Goyer.

LA AUDIENCIA CONECTARÁ CON LOS TEMAS QUE ATRAVIESAN EL RELATO

Más allá del suspenso, el terror y los elementos sobrenaturales que cautivarán a los fans, La Casa Oscura indudablemente conectará también con la audiencia a través de los temas universales y profundos que aborda. La mortalidad, el dolor de la pérdida, la depresión, la autodestrucción y la vida después de la muerte son algunos de ellos.

Bruckner, además, agrega: “La película explora las muchas maneras en la que nos afectamos el uno al otro en una relación, lo vulnerables que podemos ser a los demonios del otro y las fachadas que mantenemos”. Se trata de vivencias y sensaciones que experimentamos todos, y eso es, en definitiva, lo que hace de una historia algo verdaderamente memorable.

Con información de Cinecolor Film Venezuela

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login