16 de octubre del 2021

Pasta morphing: el primer alimento plano que se transforma en tu cocina

La pasta morphing es plana, pero adquiere la forma de las tradicionales espirales en 3D cuando la pones a hervir. Es el arranque de los alimentos morphing.

Un equipo de investigación dirigido por el Morphing Matter Lab de la Carnegie Mellon University está desarrollando pasta plana que adquiere formas familiares cuando se cocina.

En el Morphing Matter Lab se especializan en el desarrollo de materiales que cambian de forma después de un proceso simple, por ejemplo, el cocinado. De su investigación ha  nacido la primera pasta planta, que se transforma en espirales cuando la pones a hervir.

¿Por qué hacer comida plana? Fundamentalmente, porque algo plano reduce enormemente el material que necesitas para el embalaje y el almacenado. La comida morphing acaba de arrancar, pero tiene un futuro prometedor.

El material plástico utilizado en el envasado de alimentos se apila en montañas indestructibles en los  vertederos del mundo.

Encontrar estrategias de envasado de alimentos eficaces es fundamental para mantener un futuro sostenible. Una de las propuestas más innovadores es  el concepto de diseño de alimentos «morphing» que se pueden empaquetar en plano para reducir el espacio de empaque durante el transporte y almacenamiento.

Aunque la pasta tridimensional (3D) es ampliamente conocida por su textura única, sensación en la boca y maridaje con diferentes salsas, ocupa más espacio que la pasta plana cuando se empaqueta y se vuelve más frágil durante el transporte.  Por lo tanto, la pasta 3D empaquetada puede ser una posibilidad si se puede desarrollar un mecanismo de transformación adecuado que permita que la pasta plana adopte las formas 3D  durante la cocción.

Sin embargo, muchos mecanismos de transformación no sirven para los alimentos y hay limitaciones, asociadas con los requisitos nutricionales o la cultura culinaria. Por ejemplo, se supone que la auténtica masa de pasta italiana solo está hecha de harina de sémola y agua. Además, también se imponen restricciones a las técnicas de fabricación debido al costo y la seguridad alimentaria.

Surcos en la harina
El equipo de investigación dirigido por el Morphing Matter Lab de la Carnegie Mellon University está desarrollando pasta plana que adquiere formas familiares cuando se cocina. El equipo imprime pequeños surcos en la masa de pasta plana, hecha solo de harina de sémola y agua, en patrones que hacen que se convierta en tubos, espirales, giros y ondas cuando se cocina.

La pasta transformada se ve, se siente y, lo que es más importante, sabe a pasta tradicional, al tiempo que abre nuevas posibilidades para el diseño de alimentos y permite la pasta empaquetada plana que reduciría el empaque, ahorraría espacio en almacenamiento y transporte, y posiblemente reduciría el tiempo y energía necesaria para cocinar.

“Nos inspiraron los muebles empaquetados y cómo ahorraron espacio, facilitaron el almacenamiento y redujeron la huella de carbono asociada con el transporte”, explica  Lining Yao, director del Morphing Matter Lab en el Human-Computer Interaction Institute en CMU’s School of Ciencias de la Computación. «Decidimos analizar cómo la tecnología de materia morphing que estábamos desarrollando en el laboratorio podía crear pastas empaquetadas que ofrecieran resultados de sostenibilidad similares».

El proceso de desarrollo de la pasta morphing ha sido publicado en Science Advance.

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login