20 de septiembre del 2021

Plantas medicinales para sanar de forma natural

Nuestros antepasados se caracterizaban por ser afectos a la naturaleza y sus propiedades. Los remedios naturales no se hacían esperar. De hecho, muchas recetas han trascendido hasta la actualidad. Normalmente, se usa como refuerzo de la medicina convencional pero, también hay quienes las consideran su primera opción.

En su gran mayoría, las plantas y sus frutos son los grandes protagonistas. Aquí te ofrecemos una lista de las principales y sus propiedades para el organismo.

10 plantas con propiedades medicinales

Jengibre. Cuenta con diferentes bondades para el ser humano. Controla las náuseas, reduce los niveles de colesterol, calma el dolor, ayuda a dormir mejor, es antiinflamatorio y protector estomacal. Además,  es usado como especia, condimento en la gastronomía y como pesticida casero. El té jengibre se ha convertido en un gran aliado en tiempos de pandemia.

Malojillo. Alivia dolencias de diferentes enfermedades, elimina residuos tóxicos del cuerpo, relaja a personas nerviosas y que sufren de vértigo. Contiene propiedades astringentes y antisépticas.

Ajo. Infalible al momento de cocinar por su sabor tan particular. Sin embargo, también es un gran aliado a la hora de cuidarnos. El ajo es rico en vitaminas, especialmente, la C y la B6. Es antibiótico natural, combate virus, reduce el colesterol malo y reduce la presión sanguínea.

Toronjil. Digestivo, diurético, tranquilizante natural, antioxidante, descongestionante y expectorante. ¡Todo en un solo lugar! Su fuerte aroma a limón es perfecto para preparar un rico té caliente. Ideal para quienes atraviesan el virus de la gripe.

Romero. Se usa como ingrediente en la cocina, como aromatizante y también como remedio natural. Rica en flavonoides, es cicatrizante, antiinflamatorio, anticancerígeno y antibacteriano. Combate el insomnio, la diarrea y los dolores musculares. Alivia el asma, la tos, los problemas respiratorios y los dolores de cabeza.

Sábila. Contribuye en la mejoría de diversas afecciones. Previene problemas del colón, celulitis e inconvenientes de encía. Es rica en vitamina A, B1, B2, B6, B12 y C. Asimismo, cuenta con gran cantidad de aminoácidos. Mejora la circulación en la sangre, cuida del corazón y de nuestro sistema inmunológico.

Stevia. Es una hierba dulce muy usada para sustituir al azúcar. Ideal para personas con diabetes o que deseen bajar de peso. Conocida por sus altas concentraciones de minerales como el zinc, sodio, fósforo, hierro, magnesio, potasio, calcio, entre otros.

Menta. Es otra de las consentidas cuando de gripes, ronqueras y problemas respiratorios se trata. Está compuesta por fibra, agua, minerales como el potasio, el calcio, el magnesio y el cobre. También posee vitaminas A, B, C y D; es expectorante, antiséptica, analgésica y mejora la digestión.

Albahaca. Es una de las especias más famosas en la preparación de alimentos y, además, contiene beneficios para la salud. Combate el resfriado y la fiebre, sus infusiones son ideales para aliviar la tos y el asma. Disipa el estrés y mejora el humor de quien la toma.

Hinojo. Es un poderoso digestivo, mejora la expulsión de gases, acelera la producción de leche materna y es antiinflamatorio. Estimula el apetito y ayuda a nivelar los cambios hormonales. Los remedios hechos de sus hojas se utilizan sobre picaduras o rasguños. ¿Qué más se podría pedir?

Recomendaciones

  • Si sufres de alguna patología, es recomendable consultar a tu médico antes de incluir una planta medicinal en tu día a día.
  • Las plantas contienen potentes activos que podrían intervenir en tratamientos con fármacos. Revisa sus propiedades e infórmate antes de empezar a consumirlas.
  • Revisa cuidadosamente qué vas a ingerir. Algunas plantas se comercializan envasadas y podrían tener errores de empaquetado.
  • Conoce cuáles son las partes que deben emplearse con fines medicinales (hojas de eucalipto, flores de manzanilla, entre otras). De esta manera, evitarás usar zonas sin los principios activos necesarios.
  • Al preparar té o infusión, evita endulzar con azúcar. En caso de requerirlo, inclínate por la miel o stevia.
  • Solo emplea plantas y recetas conocidas. Evita el uso de aquellas con bajo margen de información.

Con información de 2001

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login