24 de octubre del 2021

¿Qué es el túnel carpiano y por qué está aumentando durante el trabajo remoto?

El síndrome del túnel carpiano es una neuropatía que causa sensación de adormecimiento, hormigueo, debilidad o daño muscular en la mano y dedos, ocasionados por la presión excesiva de un nervio en la muñeca. En estados críticos puede, además, provocar torpeza para los movimientos finos, la mano puede adelgazarse y entonces es necesaria una intervención quirúrgica. Debido a la pandemia, se ha incrementado el trabajo remoto y junto a ello también esta dolencia.

La doctora Nashely Valer Carmen, neuróloga de EsSalud, explicó que el síndrome del túnel del carpo (parte del esqueleto de la mano correspondiente a la muñeca) es causado por el frecuente movimiento de flexionar y extender las muñecas.

Dicha acción es realizada por horas durante el trabajo en casa al usar el teclado y el mouse de la computadora, también al escribir, dibujar, pintar, etc. Los profesionales más afectados son dentistas, arquitectos, ingenieros, pintores, escritores, abogados, entre otros.

Según reporta la literatura, dice, esta afección es más frecuente a una edad adulta, pero puede presentarse en adolescentes y jóvenes. También se ha registrado mayor frecuencia en mujeres mayores de 40 años o en estado de gestación.

Por otro lado, hay enfermedades que predisponen a esta afección, por ejemplo la diabetes, el hipotiroidismo, la artritis, y la obesidad.

“Desde la era de la modernidad ha aumentado la incidencia del síndrome del túnel carpiano. Los que juegan videojuegos, los gamers, también suelen manifestar bastante estos dolores. Todo uso u oficio que comprometa realizar movimientos prolongados en la muñeca va a predisponer a hacer un túnel del carpo porque esta estructura está bastante superficial y es susceptible a que pueda comprimirse con estos movimientos. Entonces, es frecuente también con el uso de celulares, de videojuegos, de teclados”, declaró Valer en el programa Salud y Bienestar de Andina Canal Online.

¿Cómo prevenir el síndrome carpiano?

Según informó Valer Carmen, en el centro médico donde ella labora se ha registrado un aumento cercano al 50 % en casos del síndrome del túnel carpiano, así también ha incrementado en otros hospitales, aunque la cifra puede ser distinta.

Por eso resaltó la importancia de educarnos en la prevención y en mecanismos para evitar la evolución de la compresión.

Un ejercicio preventivo frecuente y muy útil, explicó, consiste en sujetar una pelota pequeña blanda, cerrar la mano un segundo y al otro segundo abrirla, repetir la secuencia durante 30 segundos o un minuto.

Otra opción es poner la mano sobre una superficie, por ejemplo una mesa, luego cerrar un puño e inmediatamente soltarlo, la secuencia debe mantenerse durante un minuto. Luego hay que relajar la mano, flexionarla con delicadeza y hacer estiramientos.

“Estos ejercicios han mostrado mejoras incluso en pacientes que por ciertas enfermedades no se les puede dar medicamentos u operar, a ellos les ayuda buen tiempo a estar tranquilos”.

Es favorable hacer pausas de 15 minutos en la jornada laboral, sugirió, para evitar el uso prolongado del teclado u otros implementos que puedan provocar la afección y acomodar el teclado a la altura de los codos.

En caso de presentar unas primeras molestias, puede ayudar usar una férula o muñequera en las noches para evitar el movimiento de la muñeca. También pueden ser usadas durante la jornada de trabajo, sobre todo si son muchas horas, porque así se limita el movimiento de palanca en la mano y evita que el síndrome se desarrolle: “Ayuda mucho en los casos de túnel del carpo leve, cuando ya hay molestias para estabilizar la muñeca”.

¿Cómo descartar y tratar el síndrome carpiano?

Ante la sospecha de tener el síndrome carpiano, es necesario acudir a un neurólogo, quien diagnosticará si se trata de esta afección y clasificará el nivel de la compresión -que puede ser  inicial, leve, moderado y severo- para poder dar el tratamiento necesario. Es importante que esta consulta se realice lo antes posible.

“En un principio, podemos utilizar tratamiento conservador: terapia física con parafina u ultrasonido, usar la férula, consumir algunos medicamentos analgésicos, también puede ayudar hacer aeróbicos y yoga. Cuando la muñeca sigue expuesta por largo tiempo a los movimientos repetitivos, va a ir avanzando y ya el manejo conservador no será efectivo. Cuando ya es severo tiene que procederse a un tratamiento quirúrgico, porque el nervio necesita liberarse de esa presión”, afirmó.

La automedicación puede tener algunas complicaciones, recordó, por eso es necesario seguir las pautas del especialista. Si por miedo al contagio de la covid-19, la persona no quiere acudir al centro médico, temporalmente puede colocar hielo en la zona, evitar hacer movimientos en la muñeca y usar una férula o muñequera.

Precisó que en los casos severos se presenta un dolor constante, la mano se atrofia y se pone delgada, hay dificultad para la motricidad y para realizar movimientos finos.

“La cirugía entonces es necesaria porque el nervio se sigue comprimiendo y dañando, puede hacer un compromiso más profundo del nervio, puede dejar secuelas”.

Consultada sobre la eficacia de los corticoides, indicó que las cremas y tópicos podrían ser de ayuda, pero no tienen una eficacia muy alta, además la evidencia no es tan fuerte y hay casos en los que ayuda mientras que en otros no.

Respecto a las infiltraciones, indicó que pueden hacerse, pero es necesario que sea guiada por una ecografía porque se trata de una estructura fina, “hay que encontrar que estamos exactamente en el nervio”.

No confundir con tendinitis

Conforme va avanzando el tiempo, las molestias en la muñeca originadas por el síndrome carpiano pueden extenderse hasta el brazo, pero es muy raro que irradie hasta el cuello. Por eso es importante hacer un diagnóstico diferencial para determinar si se trata de dicha neuropatía, de tendinitis o de otra dolencia.

Para cada caso, los síntomas y los tratamientos son distintos, únicamente puede hacerse cargo el especialista médico que corresponda, es decir, los neurólogos atienden el síndrome carpiano; los reumatólogos, la tendinitis y otras patologías; los traumatólogos, los tratamientos quirúrgicos para casos avanzados del síndrome del túnel del carpo.

Tomado de «800 Noticias» con información de Andina

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login