20 de octubre del 2021

Qué tenemos que hacer o evitar antes y después de vacunarnos contra la Covid-19

Los expertos en epidemiología advierten de que el coronavirus SARS-CoV2 continuará pero la pandemia como tal tiene un final cada día más próximo -aunque aún resta un buen camino por recorrer a nivel mundial-. Sin embargo, hay una serie de indicaciones a seguir antes y después de recibir la vacuna. Los expertos en vacunación de Unicef y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hacen una serie de recomendaciones para optimizar el proceso.

En caso de duda

Consultar antes con el médico

Si se han experimentado reacciones alérgicas al recibir una vacuna es importante que el equipo médico lo sepa. También es importante saber si alguno de los ingredientes de la vacuna que podamos recibir nos ha ocasionado antes una reacción adversa. Es importante documentarse sobre la vacuna que nos van a inocular y, ante cualquier duda, consultar con nuestro médico. Para informarse sobre las propias vacunas es clave escoger fuentes fidedignas como las autoridades sanitarias -ministerio de salud de España, departamentos de salud de la comunidad autónoma, OMS o Unicef-.

Las personas que están siguiendo un tratamiento por enfermedad o están pasando la Covid-19 deben consultar con su médico. Seguramente recomendará la vacunación una vez que se esté recuperado.

Si se sigue un tratamiento farmacológico que pueda afectar a la efectividad de la vacuna es mejor consultar, de nuevo, con nuestro médico antes de acudir a la cita para recibir la vacuna.

Se trata de estar lo mejor posible

Dormir bien y estar bien hidratados

Es importante no tomar medicamentos sin prescripción médica antes de la cita de vacunación porque podrían afectar a la efectividad de la vacuna. También es fundamental dormir bien y estar bien hidratados antes de recibir la inoculación de la vacuna y, por supuesto, también después. Mantenernos bien hidratados a nivel orgánico es siempre muy saludable.

Tatuajes o piercings

No antes o después de la vacunación

Cualquier modificación que hagamos a nuestro cuerpo -como puede ser el caso de piercings o tatuajes- pueden ser un estímulo para una respuesta inmunitaria adversa. Si se planea hacer alguna de estas modificaciones corporales lo indicado es esperar un tiempo prudencial tanto antes como después de la inoculación de la vacuna para llevarlas a cabo.

Mejor no hacer esfuerzos

Cuidado con el ejercicio intenso

Si seguimos una rutina de ejercicio físico es mejor, tanto antes de la inoculación de la vacuna como después, no pedir a nuestro cuerpo un esfuerzo excesivo o un sobreesfuerzo. Si sentimos cansancio, por ejemplo, es indicio de que tenemos que tomarnos las cosas con más calma.

En la cita

Siempre protegernos y proteger

• Llevar ropa cómoda que permita dejar libre la parte superior del brazo y que no limite la circulación en esa área donde nos inocularán la vacuna.

• En el centro de vacunación es importante seguir manteniendo las medidas de protección sanitaria -llevar mascarilla, mantener la distancia de seguridad, lavado de manos, etcétera-. Se trata de protegernos a nosotros mismos y también a los demás.

• En caso de tener alguna patología o tratamiento -como tener el sistema inmunológico debilitado o en el caso de estar embarazada- tenemos que informar al personal que nos atiende.

• Registro de vacunación. Si nos entregan nuestro registro de vacunación es mejor hacerle una foto y tenerlo a buen recaudo. Si no lo recibimos en mano debemos averiguar cómo conseguirlo. Si hay que descargarlo de una web debemos preguntar la dirección URL para poder hacerlo.

• Tras la vacuna hay que permanecer en el centro durante unos quince minutos o el tiempo que nos indique el personal sanitario. Hay que prestar atención a las posibles reacciones adversas. Durante los siguientes días quizás se sienta: dolor en el brazo, febrícula, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular o de articulaciones, escalofríos o diarrea. Si los síntomas persisten o se experimenta una reacción más grave hemos de consultar con nuestro médico.

Seguir con las medidas

Incluso tras recibir la segunda dosis

Contar con la inmunidad que aporta una vacuna requiere tiempo. Se considera que se está vacunado tras dos semanas después de recibir la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNtech o de la de Moderna. Quienes han recibido dos dosis de AstraZeneca tienen que dejar pasar 15 días desde la segunda inoculación. Quienes reciben la única dosis de J&J/Janssen tienen que esperar quince días.

Sin embargo, las medidas de protección -llevar mascarilla, mantener la distancia de seguridad, lavado de manos, etcétera- siguen estando activas hasta que las autoridades no emitan otras indicaciones.

Con información de La Vanguardia

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login