03 de diciembre del 2021

Rafael Quiróz alerta que aumentará déficit de suministro de gasolina porque la producción está estancada

El Covid-19 no dió tregua a ningún sector, aunque unos fueron más afectados que otros, pero todos reportaron perdidas económicas; sin embargo, este año muchos empezaron a recuperarse. En el caso del mercado petrolero mundial, el economista petrolero, Rafael Quiróz, detalló en una entrevista para Banca y Negocios que el plan de vacunación implementado por los países y la flexibilización de las medidas de confinamiento ha impactado positivamente.

El especialista aseguró que la economía mundial ha dado “buenas señales” y esto se ha visto reflejado en el mercado petrolero, el cual se ha recuperado no solamente a nivel de consumo de los hidrocarburos, sino también en la demanda de petróleo lo que ha hecho que mejoren los precios.

“El mercado petrolero esta tendiendo a equilibrase la demanda y la oferta, lo que garantiza la estabilidad de los precios. La producción está en 98.7 millones de barriles, la demanda petrolera se ubica en 200.000 barriles por encima de la producción y el consumo en 100.000 barriles por debajo de la demanda; hay una diferencia entre consumo y demanda, que es lo que alimenta los inventarios”, destacó Quiróz.

Ante este panorama, el economista petrolero estima que “los precios pueden colocarse a finales de año sobre los 100 dólares por barril y, concretamente, la cesta Opep puede estar alrededor de los 90 dólares, que es un buen precio, pero aún cuando no se llegue a ese nivel, sino que se mantuviera en el actual, que está sobre los 80 dólares, se ubicará por encima de las estimaciones de la Opep”.

A pesar de la recuperación del mercado perolero mundial, estos números no favorecen al mercado venezolano, que mantiene una producción estancada de 640.000 barriles diarios desde julio de este año, con un consumo de hidrocarburos que no pasa de 140.000 barriles diarios, que dan cuenta de una oferta en déficit, limitada, rezagada en relación al consumo.

El especialista en economía petrolera explicó que el problema principal en el país es la falta de diluentes, un crudo muy liviano que se produce cada vez menos en Venezuela, lo que impide mezclar el petróleo extrapesado que sale de la Faja del Orinoco, para poder comercializarlo.

“No tenemos como combinar el crudo extrapesado, tendemos a que se nos repleten los terminales de almacenamiento y que vaya haber un desbordamiento de crudo extrapesado. Es una situación difícil para PDVSA, más allá de que están limitadas exportaciones y por consiguiente las importaciones de gasolina para poder abastecer mercado interno de los combustibles que demanda el parque automotor en Venezuela”, sostiene Quiroz.

Sobre las exportaciones, detalló que han caído 32% en los últimos tres meses, lo que afecta muy negativamente los ingresos fiscales por concepto de ventas externas petroleras.

-Refinanción sigue al 5% de capacidad –

El parque refinador está produciendo alrededor de 65.000 barriles, una cifra que equivale al 5% de la capacidad instalada que es de 1.300.000 barriles, y eso no cubre la demanda del mercado interno. Solo la zona metropolitana de Caracas consume 35.000 barriles diarios, más de la mitad de la producción. El déficit es bastante apreciable, por eso es que Venezuela sigue importando gasolina, tanto de Irán como de la India y sigue intercambiando crudo por combustible.

-Licencias para la importación de combustibles-

El economista petrolero, Rafael Quiróz, considera que la decisión de otorgar licencias de importación de combustibles a sectores privados “no es mala”, pero hay que establecer reglas claras en cuanto al precio final, con un margen de ganancia preestablecido, sin caer en la especulación.

Un margen de ganancia moderado y que pudiera no afectar mucho el bolsillo del venezolano podría establecerse en alrededor del 20% y el precio de la gasolina dependería de a cuánto la compre el importador autorizado”, estimó Quiroz.

Mientras el incremento de la producción petrolera sea lento y moderado como hasta ahora, el especialista advierte que no cerrará por encima de los 700.000 barriles diarios a final de año.

“Es imposible que la producción llegue a 1.600.000 barriles de petróleo como lo prometió el Ministro El Aissami; de hecho, ya esta terminando el año y no hemos llegado ni  siquiera al millón, mucho menos al millón 600.000”, precisó Quiróz.

Agregó que, tomando en cuenta que vienen las navidades y hay un mayor movimiento vehicular por las vacaciones y una posible flexibilización de la cuarentena, esto implica un poco más de consumo de gasolina, por lo que recomienda al Gobierno Nacional prepararse para eso, “porque sería fuerte observar más colas que las que se ha visto hasta ahora. Sería dramático pasar unas navidades con hallacas, pero sin gasolina”.

Con información de Banca y negocios

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login