01 de agosto del 2021

Sector automotriz enfrenta una caída de la producción de 99,9%

El presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Autopartes (Favenpa), Omar Bautista informó que en lo que va de año, solo se ha ensamblado un solo vehículo en Venezuela.

Agregó que desde 2013 el sector de la industria automotriz ha caído sin freno, en diciembre el año cerró con 107 automóviles fabricados, lo que representa un 99,9% de caída de la producción en comparación con el año 2001, cuando se ensamblaron 137 mil unidades.

Aunque todavía ensambladoras como Chrysler, Ford, General Motors, Iveco, Mack, Mitsubishi, Hyundai, Toyota y Encava mantienen sus instalaciones en el país, no se encuentran activas y algunas hasta están cerradas.

Parte de las consecuencias que contribuyen a la desaparición del sector son la pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos, la eliminación del crédito bancario y la paralización de industrias que aportaban la materia prima necesaria, como el Complejo Siderúrgico Bolivariano (Sidetur), la industria de aluminio Alcasa y el sector petroquímico.

El mercado principal de los fabricantes de autopartes eran las ensambladoras. «Actualmente, el mercado que nos queda en el país es el de suministrar repuestos para el mantenimiento de los vehículos, pero los ingresos se ven seriamente comprometidos por la competencia desleal que existe, al haber una importación masiva de repuestos que no están obligados a pagar ningún tipo de impuestos», explicó Bautista quien además hizo la salvedad de que esta política incentivada por el Estado afecta a las demás cadenas productivas del país.

Otro problema que afecta la venta de autopartes, es la escasez de gasolina y gasoil, de acuerdo con estimaciones de Favenpa, en Venezuela hay 4.078.000 vehículos, pero el combustible que se distribuye actualmente apenas alcanza para atender al 50% del parque automotor.

Para que se mantenga activo en el país este sector, se requiere la fabricación de unos 100.000 autos al año, explica Bautista.

El presidente de Favenpa lamentó que actualmente, el país es el último en la lista del continente en producción y ventas de automóviles, una realidad que contrasta con el año 2006, época de boom petrolero cuando la industria llegó a exportar 22 mil vehículos a países como Colombia y Ecuador.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) registró en 2007 que el ingreso per cápita de los venezolanos era de 8.454,5 dólares, uno de los más altos de Latinoamérica y para ese año, la producción de carros en el país tuvo un pico donde se fabricaron 172.000 unidades. Pero para este año las proyecciones cambiaron totalmente cuando se contabilizó una hiperinflación de 43 meses.

Para el cierre de este 2021, el FMI estima que el ingreso per cápita será de 1.541 dólares; es decir, Venezuela será la nación más pobre de Latinoamérica y El Caribe, según señala una investigación realizada por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad).

Por otro lado, Bautista informó que unos 2.161.340 vehículos tienen un tiempo de uso de 15 años, debido a que el 53% del parque automotor venezolano fue fabricado en 2006. «Es un parque automotor envejecido con 22 años promedio. El 34% tiene entre 11 y 15 años, y el 15,8% tiene entre 6 y 10 años. Apenas el 1%, que son 30.874 unidades fueron incorporadas al mercado en los últimos cinco años. Esto es muy grave porque a la vuelta de dos años, prácticamente el 70% de los vehículos tendrán más de 15 años de vida».

En ese sentido, el representante del sector automotor propuso que «se debe dar la reactivación de las ensambladoras y crear políticas para que la población pueda adquirir vehículos nuevos, como ocurre en otros países que las personas pueden entregar su vehículo viejo como cuota inicial, después a través de la adquisición de un crédito pueden terminar de pagar por plazos».

Sin embargo, el presidente de Favenpa señaló que este año se registra una mejora en el sector, ya que algunos empresarios han podido incrementar las exportaciones, representando el 8% en total de las ventas, en comparación con el 2020 el incremento ha sido de 100%.

«El año podría cerrar con aproximadamente siete millones de dólares por concepto de exportaciones. Sin embargo, es una noticia que está circunscrita a que sólo se pueden beneficiar un grupo reducido de empresas. Es muy difícil exportar porque no nos ayuda la relación que hay entre devaluación e inflación, lo que significa que los productos nacionales tienen un costo adicional por efecto de la inflación. Entonces salir al exterior con un costo mayor no es viable, para exportar se requiere competitividad internacional que en Venezuela se ha perdido», aseveró.

Lamentó que las empresas que están exportando lo hacen con mucho sacrificio. Hoy en día, las industrias fabricantes de autopartes operan al 15%; es decir, tienen un 85% de capacidad instalada ociosa. Las empresas que han podido exportar intentan aprovechar esa capacidad instalada sin utilizar.

«Entre las limitaciones que existen es que sólo se pueden exportar autopartes a vehículos similares a los que se fabrican en Venezuela, el sector no se encuentra en condiciones para realizar nuevas inversiones porque no hay el volumen para producir», manifestó.

Agregó que las exportaciones que se realizan están dirigidas a países como Estados Unidos, Colombia, República Dominicana e Italia.

Con información de Descifrado

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login

Responder