04 de diciembre del 2021

Síndrome de ovario poliquístico: Cómo tratar tu piel, según expertos

Probablemente hayas oído hablar del síndrome de ovario poliquístico o SOP. Se trata de una enfermedad hormonal que afecta al funcionamiento de los ovarios. Es una enfermedad que a menudo no se diagnostica. Las tres características principales del síndrome de ovario poliquístico son: periodos irregulares, lo que significa que los ovarios no liberan óvulos con regularidad; exceso de andrógenos, o niveles elevados de hormonas «masculinas» en el cuerpo, que pueden provocar un exceso de vello facial o corporal; y ovarios poliquísticos, en los que los ovarios aumentan de tamaño y contienen muchos sacos llenos de líquido (o folículos) que rodean a los óvulos», explica la doctora Sohere Roked, médico especialista en hormonas y medicina integrativa. «Si tienes al menos dos de estas características, te pueden diagnosticar SOP».

El síndrome de ovario poliquístico afecta al cuerpo de muchas maneras (desde el aumento de peso hasta el adelgazamiento del cabello), pero es su impacto en la piel el que puede ser el efecto secundario más estresante. Mientras que algunas personas tienen un exceso de vello facial, otras tienen la piel grasa y con tendencia al acné, y son difíciles de tratar. «Las mujeres con SOP tienen una dominancia de andrógenos, que es un desequilibrio hormonal», explica la doctora en estética Sophie Shotter. «Puede provocar un aumento de la producción de sebo en la piel, que a su vez puede dar lugar a acné, que suele afectar a la cara, el pecho y la parte superior de la espalda».

Los niveles más altos de andrógenos también pueden provocar un aumento de la inflamación, lo que hace que la piel corra aun más riesgo de sufrir acné. Aunque no hay reglas fijas sobre dónde surgen estas manchas, la Dra. Shotter aconseja que el acné del síndrome de ovario poliquístico tiende a afectar al tercio inferior de la cara: «Las personas que lo padecen suelen tener manchas más profundas y tardan más en resolverse; si tienes problemas con esto y con las menstruaciones irregulares, piensa en hacerte una prueba de detección del síndrome de ovario poliquístico», dice.

¿Cómo pueden controlar su piel las personas con síndrome de ovario poliquístico? A continuación, los expertos comparten sus principales consejos.

Consulta a tu médico

En primer lugar, es importante recibir un diagnóstico adecuado: existen diversos métodos que pueden ayudar en todos los aspectos de la enfermedad, incluida la piel: «Hay tratamientos disponibles, como la píldora para detener el ciclo menstrual, la medicación para tratar el exceso de vello y la metaformina para combatir la resistencia a la insulina, que puede estar presente en el SOP», explica la Dra. Roked.

Tratar los desequilibrios hormonales

«Los pacientes con síndrome de ovario poliquístico a menudo se desentienden rápidamente del cuidado de la piel, ya que su acné suele ser bastante persistente», dice el Dr. Shotter, que menciona medicamentos como la metaformina, la espironolactona y la píldora anticonceptiva oral para ayudar a resolver los desequilibrios hormonales subyacentes, disponibles a través de su médico. En lugar de gastar mucho dinero en productos que pueden no dar resultados, trabaja con alguien que sepa de lo que está hablando: obtendrás verdaderos resultados, y puede que ahorres dinero en el proceso.

Cómo reducir el exceso de grasa

La pregunta de siempre. En lugar de despojar la piel, una propuesta tentadora cuando se tiene grasa, empieza por asegurarte de que está hidratada. Utiliza una crema hidratante ligera en lugar de una fórmula pesada, dice el Dr. Shotter, que es un gran fan de los sueros de ácido hialurónico para mantener la piel sana y feliz, sin afectar negativamente a su equilibrio de aceite. Las personas con acné conocen el poder del ácido salicílico para ayudar a combatir la producción excesiva de grasa, así como un producto de vitamina A (o retinoide) para ayudar a la piel problemática. «También podemos utilizar tretinoína, ácido salicílico o peróxido de benzoilo con receta», dice el Dr. Shotter. «Los tratamientos regulares en la clínica, como el Hydrafacial, también ayudarán a mantener los poros limpios y a minimizar los brotes».

Ten en cuenta tu estilo de vida

Está muy bien esperar mejoras con la rutina de cuidado de la piel adecuada, pero como todos sabemos, una piel sana empieza desde dentro. Tanto la Dra. Roked como el Dr. Shotter aconsejan evaluar tu estilo de vida para asegurarte de que es saludable y equilibrado, y de que incorpora el ejercicio regular. «También es muy importante regular el estrés con técnicas como la meditación», dice la Dra. Roked.

Domina tu dieta

Como parte de un estilo de vida saludable, tu dieta es clave para controlar tanto la piel como otros síntomas del SOP. Ambos expertos aconsejan una dieta baja en azúcares que evite los alimentos procesados, ya que la resistencia a la insulina es otro de los síntomas del SOP. «También debes reducir o eliminar los carbohidratos refinados», aconseja la Dra. Roked, que afirma que cuantos más alimentos integrales comas, mejor.

Suplementos

«También me fijo en los suplementos que pueden ayudar a mis pacientes, como los probióticos, que pueden ayudar a reducir los niveles de andrógenos; el magnesio y la vitamina B12, que pueden estar bajos en quienes padecen SOP; y el mio-inositol, el omega 3, la vitamina D y la NAC, todos ellos grandes antiinflamatorios», dice la doctora Roked.

Con información de: VOGUE.mx

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login