16 de octubre del 2021

Síndrome del ovario poliquístico, una enfermedad que no se puede prevenir

Se conoce como síndrome del ovario poliquístico (SOP) al trastorno por el cual se producen quistes en los ovarios de la mujer. Se trata de bultos llenos de líquido que se desarrollan a causa de un desequilibrio hormonal.

El síndrome del ovario poliquístico se desarrolla durante la adolescencia o en el período fértil, pudiendo afectar al corazón y vasos sanguíneos, fertilidad y a los ciclos menstruales. Las mujeres que sufren de esto son más propensas a padecer presión arterial alta, diabetes tipo 2 y colesterol, reseñó 20 minutos.

Síntomas más frecuentes

El Síndrome del Ovario Poliquístico se suele manifestar a través de periodos menstruales irregulares y poco frecuentes y dificultad a la hora de quedarse embarazada.

Mientras que algunas mujeres sufren el síndrome de ovario poliquístico sin ningún tipo de síntomas, lo más frecuente es que el SOP esté acompañado de acné, ansiedad, depresión, dolor pélvico, sobrepeso, debilitación del cabello o crecimiento de vello en cara, abdomen, muslos y los alrededores del pezón.

El síndrome del ovario poliquístico es hereditario, por lo que el componente genético es determinante. Aunque no se conocen las causas exactas de esta enfermedad, el SOP viene acompañado de un desequilibrio hormonal en el que los ovarios producen demasiados andrógenos. El SOP también suele producir una sobreproducción de insulina, que regula el nivel de azúcar en sangre.

No se puede prevenir

El SOP ni se puede prevenir ni se puede curar. A través de tratamientos médicos y cambios en el estilo de vida se puede aliviar los síntomas.

Los tratamientos suelen ser hormonales para ayudar a regular el ciclo menstrual y frenar el crecimiento de vello corporal o la caída del cabello. La píldora anticonceptiva y metformina son los tratamientos más habituales para controlar los síntomas.

Vía: Agencias

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login