15 de octubre del 2021

Teletrabajo y delivery marcan tendencia en el derecho del trabajo

La abogada experta en derecho laboral, María Bernardoni, exministra del Trabajo, destacó que aunque el teletrabajo se estaba dando hace algún tiempo, la pandemia de coronavirus ha acelerado el proceso en el mundo al igual que en Venezuela.

“El teletrabajo constituye una herramienta de modernización de las formas de organización del trabajo en las empresas”.

En entrevista con Ginette González  y Andrés Rojas en el programa 2 Más 2 en Unión Radio, precisó que “hay que proceder a reformar la legislación porque lo que tenemos son unas normas en materia de trabajo a domicilio (…) Esto es un trabajo a distancia, es una trabajo remoto, en definitiva la ley nuestra hay que actualizarla y lo ideal sería que fuera de manera concertada entre patrono, trabajadores y Estado”.

Agregó que el teletrabajo y el delivery “son tendencias que están marcando una apertura en el derecho del trabajo”.

“Antes este tipo de trabajos eran atípicos con una protección muy parcial, en cambio ahora, dado la pandemia, son los que están dando mayores posibilidades de empleo y el derecho del trabajo está abriéndose para protegerlos, estamos en un momento en que es muy importante ver cómo se va a hacer”.

Advirtió que este tipo de actividades no debe ser obstaculizada “para que puedan seguir cumpliendo su función”.

Considera que el actual estado en que se encuentra el salario mínimo y toda la escala de sueldos pulverizados ante la hiperinflación requieren de mucha serenidad.

Apela al diálogo social para enfrentar la actual crisis en que se encuentra el salario mínimo y todas las escalas de sueldos. “Estamos muy mal”.

“El salario mínimo se ha disuelto, no existe, estamos muy mal, hay que serenarse y por eso siempre apelo al diálogo social porque esta serie de problemas solo puede hacerse por ese mecanismo”, enfatizó.

Por su parte, el industriólogo Raúl Briceño, director de la firma Conestructuras y miembro de la Asociación Venezolana de Gestión Humana, explicó que el teletrabajo en el país no es para la administración pública, que es casi 40 % de la fuerza laboral, no para los emprendedores, un 25 % adicional, sino solo para un  cuarto de la población. “En ese segmento privado hemos estudiado que el teletrabajo es posible en las posiciones administrativas, no las operativas”.

Explicó que en las industrias y empresas solo las personas que trabajan en la parte administrativa son las que podrán hacer teletrabajo.

Considera que este fenómeno del teletrabajo va a tener muy poco impacto real. “Entonces creamos una ley, que tiene que ser tripartita (…) pero realmente estamos hablando de que en términos prácticos va a aplicar a una porción pequeña del trabajo real venezolano”.

Añadió que el delivery es un “nuevo modelo de negocio distinto” y la ley ayuda a regular esta nueva tendencia en las que muchos trabajadores son independientes.

“Hasta que no entendamos bien ese modelo, que en el emprendimiento necesitamos más libertad que restricciones, la ley pudiera más bien poner trabas”, señaló.

Recomendó “darle vida (a este fenómeno), impulso y permitirle que funcione y observarlo para identificar cuan problemático puede ser”.

Con iformación de UniónRadio

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login