19 de octubre del 2021

Tokio 2020 afronta un ambiente enrarecido un año después de posponerse

Los Juegos Olímpicos de Tokio afrontan un ambiente enrarecido tras definirse su formato «burbuja» y sin público de fuera de Japón, cuando se cumple un año desde que se fijaron las nuevas fechas del evento y a cuatro meses de su celebración.

El 30 de marzo del año pasado, los organizadores de Tokio 2020 anunciaron que los Juegos Olímpicos comenzarían el 23 de julio de 2021, tras acordar el nuevo calendario con el Comité Olímpico Internacional (COI) y transcurridos seis días desde que ambos organismos decidieran posponer el evento debido a la pandemia.

Aquel anuncio terminaba con semanas de rumorología sobre el devenir de Tokio 2020, y abriría otro periodo repleto de incógnitas que se han ido despejando poco a poco en los últimos meses sobre unos Juegos que serán muy distintos a lo previsto antes del estallido de la crisis sanitaria global.

Unos juegos solo para Japón

Los Juegos se celebrarán este verano en la capital nipona sin que el país permita la entrada de visitantes extranjeros, según anunció el comité organizador el pasado día 20, una decisión sin precedentes en la historia olímpica y que resolvía uno de los últimos interrogantes que quedaban pendientes en torno al evento.

Esta restricción, dirigida a evitar contagios de coronavirus, supondrá un importante golpe económico, tanto para la organización como para Japón, además de restar colorido a las calles de la capital nipona y a las gradas durante las competiciones.

Vía: EFE

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login