24 de julio del 2021

Tribu etíope bebe cócteles de leche y sangre para definir al más gordo de la aldea

Una tribu etíope remota tiene una competencia anual en la que los miembros de la tribu pasan seis meses bebiendo sangre y leche de vaca mientras permanecen lo más quietos posible para ver quién puede volverse el más gordo de la aldea.

Los hombres que participan en la competición deben permanecer en su cabaña y abstenerse de sexo y otros placeres durante los seis meses completos.

La sangre y la leche de vaca se mezclan en un cóctel espantoso y las mujeres del pueblo lo sirven regularmente a los hombres.

Eric Lafforgue, un fotógrafo francés que pasó tiempo con la tribu, le dijo al Daily Mail: “Los hombres gordos beben leche y sangre todo el día… El primer cuenco de sangre se bebe al amanecer. El lugar está invadido por moscas. El hombre debe beberlo rápido antes de que se coagule, pero algunos no pueden beberlo todo y vomitarlo”.

La tribu Bodi vive en un rincón remoto del Valle Omo de Etiopa y participa en el ritual sagrado todos los años.

En un día especial exactamente seis meses después de la fiesta, los hombres gordos salen de sus chozas y presumen de su increíble nuevo físico.

La ceremonia del ganador ve a los hombres caminando alrededor de un árbol sagrado durante horas mientras los otros aldeanos miran desde lejos.

Lafforgue dijo que algunos de los hombres tienen que hacer muchos descansos porque “son tan grandes que ya no pueden caminar”.

El hombre más gordo, votado por el pueblo, es coronado como un “héroe” por el resto de su vida.

Todos los hombres que participan en la competencia deben ser solteros y, según los informes, ganar aumenta significativamente sus posibilidades de conseguir una esposa, según The Afrinik.

Añadieron: “Es una verdadera felicidad para cualquier chica de la tribu tener un hombre gordo como marido”.

Una vez finalizada la ceremonia, los hombres se adaptan de nuevo a su vida laboral y los impresionantes vientres suelen desaparecer después de unas semanas. Luego, aproximadamente un mes después, otra ronda de competidores comienza su viaje de aumento de peso y el ciclo continúa.

Las personas de la tribu Bodi no solo creen que ser gordo es hermoso, también encuentran que las cicatrices son una de las características más atractivas.

Según los informes, las mujeres creen que cuantas más cicatrices tienen en el cuerpo, más agradable es para un hombre tocarlas y el procedimiento de decoración de cicatrices se realiza de forma natural sin nada que detenga la desinfección con el uso de navajas, cuchillos y palos.

Lafforgue habló sobre la vez que llevó a uno de los competidores a la ceremonia y agregó: “Una vez en el auto, comenzó a beber leche y sangre nuevamente porque dijo que quería seguir tratando de ser el más gordo hasta el último momento”. Añadió: “Convertirse en un hombre gordo es el sueño de todo niño Bodi”.

Con información de La Patilla

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login

Responder