27 de septiembre del 2021

Una actriz africana posa desnuda frente a su hijo de 7 años para una foto y acaba condenada a 90 días de prisión

La actriz ghanesa Rosemond Brown, conocida como Akuapem Poloo, fue condenada el pasado viernes a 90 días de cárcel, después de publicar en sus redes sociales una fotografía posando desnuda frente a su hijo de 7 años, informan medios locales.

Brown fue condenada tras haberse declarado culpable de un cargo de publicación de material obsceno y de dos de violencia doméstica. Estos últimos, por considerarse que su conducta socavó la privacidad o integridad de su hijo y pudo dañar su dignidad y autoestima.

La instantánea en concreto fue tomada en junio de 2020 por motivo del séptimo cumpleaños del menor y luego compartida en la cuenta de Instagram de la artista. «Estoy desnuda frente a ti porque es como te estaba dando a luz, desnuda, por eso si me encuentras desnuda acostada en algún lugar, no pases a mi lado, solo mírame como tu madre que te trajo a la vida. Feliz cumpleaños para ti», escribió la actriz, explicando la publicación.

Tras la amplia difusión de la publicación, la ONG Child Rights International instó a la Policía ghanesa a investigar el asunto por considerarlo un «acto de violación del Principio de Bienestar de la Ley del Niño» y un «abuso» a su privacidad y dignidad, recoge el diario The Guardian.

El abogado defensor intentó mitigar la sentencia alegando que su clienta era madre soltera y el sostén del hogar, por lo que una pena en prisión significaría más castigo sobre su hijo. Asimismo, argumentó que Brown no tenía antecedentes penales y era una actriz que está comenzando, por lo que el fallo «acabaría con su carrera por completo».

«Ella eliminó la publicación de los desnudos y se disculpó tanto con el público como con su hijo de 7 años», añadió el letrado, subrayando que la mujer se había declarado culpable. No obstante, la jueza del caso, Christiana Cann, sostuvo que, además de infringir los derechos del niño al no pedirle permiso para publicar dicha foto, la madre corrompió moralmente a quienes vieron la publicación.

Rosemond pidió clemencia al tribunal, pero según Cann, la sentencia no solo debía ser punitiva sino servir como ejemplo para la sociedad. «Una sentencia severa servirá como disuasivo», concluyó.

Vía RT en Español

Comentarios

You must be logged in to post a comment Login